Casa Leopoldo, la memoria presente de la cocina catalana

Publicado el 05.11.2017


Casa Leopoldo es uno de los restaurantes más emblemáticos de Barcelona, tanto por su oferta culinaria como por la historia del lugar. Después de dos años de inactividad, vuelve abrir con una nueva dirección gastronómica pero manteniendo su carácter….

 

Ensalada de tomates, cebolla y ventresca de atún/ Foto: Los Foodistas©

En 1999 Vázquez Montalbán decía en una columna del diario El País: “La única revolución cultural de fondo que ha aportado la democracia en España ha sido la recuperación de la memoria del paladar, que goza de mucha mejor salud que la memoria histórica”. Este texto no estaba referido a Casa Leopoldo, el restaurante al que le dedicó muchas palabras, sin embargo las líneas del escritor prolífico de Barcelona hoy podrían actualizarse para hablar de esa casa de comidas emblemática de la ciudad que se acaba de reabrir.

Casa Leopoldo

Pocos días antes de que se desatara la Guerra Civil, en julio de 1936, abría Casa Leopoldo, en el que en aquel entonces se conocía como “Barrio Chino” (Raval). Ese era el barrio por el que circulaba la fauna y flora portuaria de Barcelona, que se alimentaba de las sencillas comidas de Casa Leopoldo. A pesar de las duras circunstancias el restaurante se mantuvo activo, ganando fama por su comida y, ya en los años 50 se volvió el punto de encuentro de las/os artistas de la Rambla y el Paralelo. De más está recordar la fama que ganó por las glosas de Vázquez Montalbán y otrxs cronistas y escritores (como Eduardo Mendoza, Juan Marsé, Maruja Torres y Terenci Moix), que frecuentaban su sala. En el 2015 Rosa Gil, nieta del fundador, decidió cerrar las puertas del restaurante.

Cap i Pota, plato tipo del recetario catalán /Foto: Los Foodistas©

Casa Leopoldo es un restaurante de esencias, hoy el barrio y la clientela ha cambiado pero se mantiene el fundamento de sus platos, porque allí se come para satisfacer el paladar pero también para recordar. Actualmente la cocina está en manos de Oscar Manresa (Torre d’Alta Mar, Kauai, Casa Guinart, etc.) y Romain Fornell (1 estrella Michelin por Caelis), quienes en el verano de 2017 volvieron a activar los fogones de una cocina remozada.

Oscar Manresa y Romain Fornell, Casa Leopoldo

En Casa Leopoldo se hicieron remodelaciones, aunque no ha cambiado nada. La cocina se volvió más operativa y adecuada a las normativas actuales, pero los azulejos andaluces, los carteles taurinos (hoy políticamente incorrectos, pero que son testimonio de la afición del primer dueño –Leopoldo Gil-) y, sobre todo, los platos representativos de la carta, se mantienen. Los clásicos de la gastronomía catalana: Cap i Pota, Bacalao con Samfaina o Rabo de Toro, sacan pecho y resisten a las “gastrotendencias”, de una Barcelona que cada día sucumbe ante una nueva moda.

Rabo de Toro en Casa Leopoldo/ Foto: Los Foodistas©

Siendo fiel a la idea de “Casa de Comidas”, el restaurante propone un menú diario (disponible todos los días, mediodía y noche) por 32,95€, que incluye primer y segundo plato, postre, bebida y café. Puedes elegir entre una variedad de platos que cambian semanalmente y donde no faltan opciones del recetario ancestral. Si quieres conocer Barcelona a través de sus sabores, o disfrutar de los sabores inconfundibles de la mesa catalana, este es un lugar que no habría que dejar de visitar regularmente.

El barrio Chino ahora es el Raval, pero Casa Leopoldo sigue siendo Casa Leopoldo.

Casa Leopoldo: cocina ininterrumpida de 13 a 23h San Rafael 24 (08001)

Tel 934 41 30 14 Reservas, grupos y eventos. Más información en su Web

 

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > >