Casa Montaña, la tradición valenciana desde 1836

Publicado el 16.06.2019


Hay bares y tabernas que se han ganado las estrellas, pero no las de la guía roja, sino las del reconocimiento de la gente. Casa Montaña es uno de esos lugares, con casi 200 años de historia dando de comer y beber con los mejores productos de Valencia….

Brandada bacalao

Casa Montaña, Valencia/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

El barrio de Cañamelar para lxs muy puristas o en Cabañal, para quienes no son tan especialistas en las demarcaciones de la zona, está Casa Montaña, una taberna fundada en 1836 que aun se mantiene en manos de la misma familia venida de la zona de Requena, una tierra vitivinícola a tan solo una hora del centro de Valencia.

Cuando abrió sus puertas Casa Montaña, la zona marinera del Cabañal tenía hasta su Ayuntamiento propio. La familia propietaria de la bodega vivía en el mismo local donde trabajaba. Allí se servía vino a granel y, muchas veces, mientras la gente esperaba que se llenara su botella, pedía una copita con algún bocado para picar. Así fue surgiendo un negocio que se ha mantenido durante casi dos siglos y donde hoy puedes disfrutar de una de las mejores selecciones de vinos y productos de la tierra, cuidada por uno de los descendientes que hace unos 15 años está al frente del negocio.

Vermut casero de Casa Montaña /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Desde 1836 hasta hoy, el edificio ha sufrido transformaciones pero mantienen muchos objetos y la esencia de esa época. Al entrar hay una sala con alguna mesas altas, rodeadas de toneles y una barra de madera, que recorre el espacio de punta a punta. Ese era el lugar de despacho de vinos y vermut, donde comenzó todo. Allí puedes acudir (sin reserva y a riesgo de esperar un buen rato), para tomar una copa acompañada por sus tapas (salazones, embutidos y quesos, ‘clotxinas’ –mejillones-, sepia de playa, etc.), o para comprar algunos de sus vinos a granel o embotellados. Su nombre también se hizo famoso por el vermut casero de receta familiar, que ahora venden en botella con una etiqueta diseñada por Mariscal.

Otra opción es comer en alguna de sus peculiares salas, y ya verás por qué lo de “peculiar”… Para comenzar, para entrar a los salones comedor tienes que agacharte y acceder por debajo de la barra. Tranquila/o, que si no estás como para doblarte te pueden acompañar por una entrada secundaria. Una vez que sorteas la barra por abajo, pasas a la sala donde la familia comía. La mesa original de piedra, aun se mantiene y está en el centro de uno de los espacios, que comparte con la zona de charcutería. Así que mientras esperas tus primeros platos puedes ver cómo cortan el jamón de bellota de Huelva, que ellos mismos seleccionan.

Casa Montaña, desde 1836 /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

La segunda sala donde puedes comer, es el lugar donde originariamente tenían algunas botas de madera y también donde las reparaban. Parte de esos utensilios, hoy decoran las paredes de la sala. Detrás de ese salón había 6 depósitos de obra, revestidos con cerámica que se han transformado para contener uno de los tesoros de Casa Montaña: una bodega única que, en su momento llegó a tener más 1300 vinos. En la actualidad se ha optado por reducir carta de vinos, con unas 600 referencias, para priorizar la calidad y la selección de vinos únicos.

Teniendo en cuenta los inicios de Casa Montaña, los vinos tienen un lugar muy especial. Todo el personal de sala tiene formación en sommeliería, por lo que vale la pena hablar con ellxs, preguntar y dejarse aconsejar. Por ejemplo, a nosotrxs nos ofrecieron un Verdejo 2017 (Tres Pilares) con fermentación en barrica (ganador del 2º puesto en la última selección de Verema), que nos sorprendió gratamente.

Casa Montaña un clásico de Valencia/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Justo delante de esa estupenda bodega que alberga joya líquidas como un Petrus de 6.000€; Vega Sicilia; Château Margaux y otros tantos vinos (es su mayoría provenientes de la geografía española), allí hay una sala con una gran y única mesa para unas 12 personal (ideal para celebraciones).

restaurante valencia

Atún de Casa Montaña/Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

La carta tiene unos cuantos de sus platos que ya son clásicos, comenzando con salazones, pescados como el atún Balfegó con aceite de oliva y siete especias o la brandada de bacalao gratinada; los mariscos y guisos como el de habas (secas) estofadas, cocinadas durante horas con hueso de jamón, chistorra y con un toque de hierba buena, que recuerda a los guisos de caracoles.

Otro de los puntos interesantes de su cocina es la conexión directa con el territorio. Trabajan con el Catálogo Valenciano de interés agrario de la Consellería de Agricultura de la Generalitat, que recoge una selección de hortalizas típicas protegidas a punto de perderse. En Casa Montaña Intentan utilizar al máximo todos los productos de ese catálogo que están en temporada. Por ejemplo, han hecho un hummus de garrofón pinto (una alubia que se emplea en la paella).

Valencia restaurante

Hummus de garrofón/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Las patatas bravas de la casa también son únicas, especialmente por la manera en la que seleccionan las patatas ecológicas, que compran y transportan directamente de los productores de la sierra de Albarracín. Estas patatas se compran cuatro veces al año, y se fríen luego en tacos grandes (torneados) con alioli y salsa picante caseras.

Casa Montaña, un clásico de Valencia /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Pimientos de piquillo rellenos de atún en escabeche y bechamel; solomillo con alcachofas, son otros de los platos trabajados con el mismo mimo. Una oferta sencilla, pero sincera y con un cuidado por los productos de esos que pocas veces encuentras.

Las naranjas valencianas de temporada son las reinas de la mesa dulce, especialmente en un postre que elaboran en la casa con queso mascarpone y ese cítrico; al igual que el tocinillo del cielo con mermelada de tomates.

Decir que Casa Montaña es un clásico después de tantos años de buen hacer sería una perogrullada, pero de todas formas hay que remarcarlo para que continúe siendo un clásico en un barrio asediado por la especulación inmobiliaria y la proliferación de lugares de restauración pensados para el turismo descuidado o quienes buscan un restaurante por su interiorismo y fotos propias de un escaparate.

Casa Montaña: Carrer de Josep Benlliure, 69, 46011 València
Teléfono: 963 67 23 14

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> >