Cava y Coca de Sant Joan, pero de una forma original

Publicado el 22.06.2016


La noche del 23 de junio se celebra Sant Joan, el solsticio de verano (del hemisferio norte). Una fiesta que se vive a lo grande en Cataluña, Comunidad Valencia, Aragón y otras ciudades de España. Como en todo festejo que se precie, la bebida y la comida no pueden faltar. Traemos dos formas originales de tomar la coca y el cava, que caracterizan estas fiestas…

Cava y Coca de Sant Joan, los imprescindibles /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Cava y Coca de Sant Joan, los imprescindibles /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas

Sant Joan es una de las celebraciones más populares que reúnen a amigxs y familias en torno a cenas, hogueras y música. Esta fiesta es de origen cristiano pero también coincide con celebraciones arcaicas y paganas. El fugo estuvo presente en las versiones más antiguas del festejo y hoy tampoco puede faltar, ya sea con hogueras o fuegos artificiales. El rito del fuego se concentraba en la purificación y también “dar más fuerza al sol”, que a partir del solsticio se va habiendo cada día más débil.

Este año los Pirineos catalanes, aragoneses y andorranos, viven la tradición con más fuerza, puesto que las hogueras y fallas fueron declaradas Patrimonio de la Humidad por la UNESCO. En la mañana del 23 de junio, se juntan diferentes personas llegadas de distintos puntos de la geografía, para subir al macizo del Canigó (Pirineo). En la cima de la montaña se encienden las primeras hogueras, y luego se recoge la flama que cada uno llevará a sus respectivos pueblos, vertebrando la celebración de Sant Joan. En muchos casos, el fuego es recibido por las autoridades de la ciudad para dar inicio a la fiesta, las verbenas, bailes y cenas, que se prolongan hasta la madrugada.

Gominolas de Cava, de GumiAnoles /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Gominolas de cava, de GumiAnoles

Las cenas tienen un menú diverso, desde bufetes fríos e informales, hasta platos más elaborados. Sin embargo, en Cataluña, hay algo que no puede faltar nunca: la coca y el cava. La coca tradicional está elaborada con masa de brioche, crema, piñones y/o fruta confitada. También la encontramos de cabello de ángel, chocolate y la de llardons (chicharrones), que suele hacerse con masa de hojaldre. Muchas pastelerías hoy sacan a relucir sus creaciones más imaginativas. Entre las cocas tradicionales y las más innovadoras, se prevé que este año se consumirán más de un millón y medio de cocas.

Los Foodistas te proponemos que te unas a la celebración del Sant Joan, de un modo original, y que no falta a las tradiciones. Por un lado te presentamos unas gominolas de cava, con las que seguro sorprenderás. Están elaboradas con un clásico cava del Penedés (ecológico), de la bodega Can Morral del Molí (situada al lado de Ullastrell). Además del cava contienen gelatina y azúcar ecológico (parcialmente blanqueado).

Estas gominolas vienen presentadas en un frasco de 150gr. Cuando las abres se esparcen todos los típicos aromas del cava. En la boca, además del dulce, también se saborea el cava con el que están hechas. Se pueden servir a temperatura ambiente pero Anna, su creadora, nos sugiere ponerlas en la nevera y servirlas bien fresquitas, lo que les da un puntito especial que recuerda a una copa de cava.

La producción de estas gominolas es completamente artesanal y están hechas por una simpática doctora en biotecnología, que ha decidido ponerse el delantal de cocinera. Además de las gominolas de cava, tiene otros sabores sorprendentes como las de gin-tónic, aceite de oliva o vinagre (que reseñaremos en otra coasión). Aquí se puede conocer sus puntos de venta.

Helado de Coca de Sant Joan, heladería Bonastre /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Helado de Coca de Sant Joan, heladería Bonastre /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Otro de los ingredientes básicos e indispensable de la celebración de Sant Joan, es la coca. Sin distanciarse de la tradición pero con un toque de originalidad, puedes sorprender con el helado de coca de Sant Joan de la heladería Bonastre (que lleva más de 30 años sirviendo en Barcelona). Es un helado artesanal hecho especialmente para esta época del año (aunque lo puedes degustar hasta mediados de julio). El helado es completamente natural y tiene todos los ingredientes de la coca tradicional: piñones fruta, confitada y los aromas clásicos del brioche (con el típico toque anisado). Una manera interesante y refrescante de comer la coca.

El helado se puede disfrutar en copa o cucurucho, sentadxs en su terraza de Av. Mistral (uno de los pocos barrios de Barcelona que todavía huele a barrio). Otra opción es pedirlo para llevar, en terrina térmica, y servirlo en casa como postre. 

Justo en frente de la heladería, Bonastre también tiene una pastelería tradicional (que ya ha cumplido los 60 años), en la que elaboran cocas clásicas (de brioche o de hojaldre), que se puede acompañar con un cava de Tarragona (de la zona de Nulles) etiquetado desde hace más de 15 años para la pastelería. Entre su oferta de cocas, hay una que destaca por su originalidad y que los caracteriza, la coca de crema con una cubierta de melindros.

Puedes ver más fotos de estas novedosas formas de celebrar Sant Joan, sigue este enlace.

Gominolas de cava, helado de coca de Sant Joan o una coca con un toque especial, no hay excusas para hacer divertida tu mesa. ¡¡Buena verbena para todxs!!

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..