Cervezas de Canadá

Publicado el 22.05.2015


Cuando pensamos en cervezas interesantes y con tradición se nos vienen a la cabeza las alemanas, checas, belgas, inglesas… pero pocas veces aparece Canadá en esa lista. Hoy hablaremos de ellas: las cervezas del extremo norte de América.

Esta semana recibimos la invitación de la cervecería 2D2dspuma de Barcelona,  para asistir a una presentación de cervezas de Canadá, y menuda fue nuestra sorpresa al descubrir una gran variedad de cervezas y cerveceras, que sinceramente desconocíamos. Por eso aquí compartimos algo de lo que aprendimos.

Cata cervezas de Candá / Los Foodistas

Cata cervezas de Candá / Los Foodistas

La cerveza la introdujeron en Canadá los colonos europeos, en el siglo XVII, pero inmediatamente se vieron afectados por una ley que prohibía el alcohol. Pocos fueron los productores que sobrevivieron, pero lograron ir creando un tradición cervecera bien particular, que se afianzó en el siglo XX.

La producción canadiense de cervezas cuenta con algunos grupos relevantes. Entre ellos está Molson Coors (fundado en Montreal en 1786 por el inglés John Molson), que es el segundo grupo cervecero más grande del mundo y la segunda empresa más antigua de Canadá. Hoy continua produciendo en su cervecería original.  En 1840 en Ontario, Sir Thomas Carling fundó su casa cervecera, y en 1989 se fusionó con su rival O´Keefe, para crear CarlingO´Keefe, que a su vez fue absorbida por Molson.

Esta historia de fusiones se repite a lo largo de la historia y también del planeta, porque los grandes grupos se unieron entre sí para crear grupos transnacionales, engullendo o poniendo cortapisas a las pequeñas marcas locales. Sin embargo en estos últimos años han surgido nuevas marcas y micro cervecerías, que hacen cervezas potentes a pequeña escala. La Pale es la cerveza más popular de Canadá producida, como no, por Molson y también por la casa Labatt.

Cata cervezas de Candá / Los Foodistas

Cata cervezas de Candá / Los Foodistas

En la cata probamos 5 cervezas y un combinado hecho con cerveza y cava, que no provenían de los imperios cerveceros. Las que más nos gustaron fueron dos, y nos despertaron la curiosidad porque aportan elementos y sabores que las hacen especiales.

La Obsidian, una Porter Premium envejecida en barrica por la que ha pasado ron, fue una gran sorpresa. La combinación de aromas de

Cerveza Obsidian / Los Foodistas

Cerveza Obsidian / Los Foodistas

café y caramelo, es estupenda. Tiene 9,2º y puede ir muy bien para maridar postres cremosos y grasos. No la pondríamos con chocolate negro, a pesar de lo que seguro recomendarían otras personas, porque apagaría los sabores de la bebida y el chocolate (no es un buen negocio perder sabores)

Otra que nos llamó mucho la atención fue la Flying Monkeys, cerveza artesana de Ontario (con una etiqueta super psicodélica) de

Flying Monkeys / Los Foodistas

Flying Monkeys / Los Foodistas

11,5º, hecha con sirope de arce. La producción de la cerveza es limitada y  no tienen stock;  es una joya, potente, con alcohol en boca pero que se diluye inmediatamente dejando paso a un amplio buque que recuerda al Pedro Ximenes. Interesante para aperitivos. Nos propusieron hacer un combinado de Flying Monkeys con cava brut (50 y 50 %), para aportar un punto de acidez. La verdad es que no nos gustó demasiado, pero si algunx se atreve a probarlo, esperamos que nos cuenten su experiencia.

 

 

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..