Chiringuitos de Barcelona. La mejor gastronomía con los pies en la arena

Publicado el 14.09.2016


No hay imagen más emblemática del verano que alguien senatado en un chiringuito, mirando el mar. El buen tiempo de Barcelona permite disfrutar de la gastronomía a pie de playa, muchos meses del año. Hoy reseñamos tres de sus mejores chiringuitos, que destacan una apuesta gastronómica de calidad. Aquí los tienes, para comer como un buen subarita en chanclas…

La Guingueta de la Barceloneta / Los Foodisttas©

La Guingueta de la Barceloneta / Los Foodisttas©

Los chiringuitos en España, con sus kilómetros de costas y playas, son una verdadera institución. Para muchxs son un clásico, con recuerdos de infancia de padres/madres tomando una cervecita y tapas, mientras lxs niñxs pedían un polo, con la nevera portátil bajo la mesa y una fruta flotando en el hielo derretido. Para lxs más jóvenes,  los chiringuitos representan tumbonas, chill out y cócteles. Lo veas como lo veas, hay algo que es indiscutible, la actividad de los chiringuito de las zonas de playas no se reduce sólo a la temporada vacacional alta. Por suerte, el clima agradable de Barcelona nos permite acercarnos a comer a cerca del mar desde marzo hasta noviembre.

Un clásico, pan con tomate y jamón ibérico. En La Guingueta de la Barceloneta / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Un clásico, pan con tomate y jamón ibérico. En La Guingueta de la Barceloneta / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Hoy te proponemos tres chiringuitos de Barcelona que destacan por su buena oferta gastronómica, con productos de calidad y excelente servicio. Hay que tener en cuenta que los chiringuitos, por normativa, no pueden tener las mismas cocinas que un restaurante, así que aquí toca agudizar el ingenio para servir platos interesantes, que resistan a la humedad del mar y las limitaciones de unas instalaciones sencillas.

Uno de los primeros chiringuitos que nos encontramos en la Barceloneta es la Guingueta de la Barceloneta, situado en el corazón del meollo y al lado de la emblemática escltura de Rebeca Horn. El ambiente absolutamente playero, te permite ver pasar el mundo (sí, la Barceloneta es un mundo en sí mismo). Al mando de la cocina está Carles Abellan, con una gastronomía sin rebusques pero de alta calidad.

La Guingueta te permite disfrutar de la playa cómodamente sentadx en sillas o en las tumbonas. Hay zumos naturales para tomar durante el día muentras tomas el sol, y cócteles variados. La carta incluye un buen tapeo, ensaladas, sandwiches, bocadillos y hamburguesas. Todo lleva los toques innovadores y desenfadados de Carles Abellan, y en la carta aparecen representados esos recuerdos de la infancia, a través de los nombres de los platos: Cheese Burguer Tom&Jerry; Sandwich Laura Ingalls; el Vermuteo Guay del Paraguay, etc. Aquí queda claro que vienes a comer y pasarlo bien, todo a la vez.

El vermuteo de La Guingueta de la Barceloneta / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas

El vermuteo de La Guingueta de la Barceloneta / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas

Nosotrxs decidimos ver el aterdecer al lado del mar con una buena selección de tapas y un vinito blanco, 100% Sauvignon Blanc hecho en Costa del Segre, para la casa. Fresco, pero afrutado, largo en boca; un espectáculo. Nuestro picoteo fue suculento: Gambitas saladas frescas, unas patatas Bonilla; queso Payoyo, aceitunas surtidas; anchoas de la Escala; boquerones; pan de coca con tomate; jamón ibérico. Por supuesto, no podía faltar el clásico de los clásicos, la ensaladilla rusa con los picos.

La presentación es preciosa, todo viene dispuesto en cuentos que son latas de conserva con la marca de Albert Adrià, la Cala del Vermut. Los platos, vasos y el resto de la vajilla tambuién son vintage. El resopón lo hicimos con unos cócteles frescos y originales (con toques picantes, de pomelo, etc.), mientras terminamos de ver cómo caía la noche en la playa. La atención y el servicio del sitio, están acorde con la oferta gastronómica: distendida pero cuidada hasta el más mínimo detalle y, para muestra un botón: nada más sentarte te ofrecen una toalla húmeda para las manos. ¡¡¡Muy Top!!!!!

Abierto de marzo a noviembre de 9 a 0hs.
Los arroces de Xiroi /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Los arroces de Xiroi /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Si hay algo que no puede faltar en un verano en la costa de España, es la paella. En Barcelona, uno de los sitios más representativos para comer arroces al lado del mar, es Ca la Nuri. Este año acaban de abrir el chiringuito Xiroi con una oferta  gastronómica fresca, para que lo pases bien a cualquier momento del día (desde la mañana hasta la hora de las copas).

Tataki de atún rojo con algas, Xiroi / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Tataki de atún rojo con algas, Xiroi / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Xiroi no está sobre el mar, pero si estiras la mano un poco… ya estás en la playa. Aquí encontrarás diferentes espacios con mesas y silla, incluso te puede sentar bajo techo. En la sala tienen una  buen barra con oferta de coctelería clásica y creativa. Su bartender ha pasado una temporada en Londres y en el clásico Dry Martini de Barcelona, así que que disfruta mucho cuando alguien le pide recomendaciones para acompañar toda la comida con un trago.

Además de los arroces, los pescados son producto estrella, por ello pedimos unas ostras del Delta; y Tataki de atún con algas. A este último plato le han puesto un nombre muy gracioso: “lo dejamos a medias”. Luego dimos paso a una paella marinera y, para cerrar  un cremoso de chocolate y sal gruesa sobre un pan de coca con aceite de oliva. Todo de primera calidad, sabroso, en su punto justo, una cocina que te recuerda a los sabores de toda la vida, con toques contemporáneos.

La carta es amplia: ceviches (hoy infaltables en cualquier restaurante); jamón; croquetas; ensaladas; unos boquerones “como tiburones”; calamares en tempura; etc. Los arroces son impecables y además de los clásicos, hay un arroz vegetariano con verduras bio. Por las mañanas sirven desayunos, que no los hemos probado (pero ya iremos). Muchos fines de semana hay música en vivo o Dj. De todas maneras, la ciudad ya pone su propia sinfonía de fondo y no faltan los cantaores y palmeros, que pasan poniendo una auténtica banda sonora de flamenco.

Pan con cremoso de chocolate, aceite y sal, en Xiroi / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Pan con cremoso de chocolate, aceite y sal, en Xiroi / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Xiroi es una apuesta que no fallará a la hora de elegir un sitio de calidad y tener una clásica sobria pero distendida. Cuando tengas ganas de comer arroces, y con la excusa de ir a ‘lo seguro’, no dejes de aprovechar para probrar las propuestas que ha pensado especialmente para este sitio, el Grupo de Ca la Nuri.

Abierto de 9 a 0hs.

Pg. Marítim de la Nova Icària, 38  08005 Barcelona

Bambú Beach Bar , el chiringuito del Poble Nou / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Bambú Beach Bar , el chiringuito del Poble Nou / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Bambu Beach Bar/ Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Bambu Beach Bar/ Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Si lo que quieres es un sitio más alejado del bullicio y donde relajarte, lo que toca es alejarse del centro de la ciudad e ir para el lado del Forum. Aquí encuentras con el chiringuito Bambú Beach (del grupo Pantea), y sólo el nombre ya nos pone en ambiente tranquilo e informal. Se trata de un espacio con toques de decoración oriental y vistas al Mediterráneo. La gastronomía está a cargo de Jordi Samper, que desarrolló su carrera en los fogones con Jean Luc Figueras, Neichel y en el restaurante Talaia de Ferran Adrià.

La carta de Bambú es también sencilla pero han logrado darle una vuelta a las cosas para que adquieran un interesante toque gastronómico. Bocadillos, tortillas, ensaladas, hamburguesas y aperitivos, pero  con huevos de corral, carnes ecológicas y bocados gourmet. Prueba de ello es el queso de cabra caliente con miel de trufa, que hemos degustado (y con mucho placer).

El wrap de salmón ahumado con brotes de espinacas y salsa de eneldo, es un plato conocido aunque muy bien trabajado. Otro de los platos que probamos fue el Pulled Pork: cerdo ahumado, cocinado a baja temperatura acompañado de coleslaw (recomendable 100%).

Bambú Beach Bar / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Bambú Beach Bar / Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

El momento de los postres vino con “Recuerdos de la Infancia”, un dulce con plátano caramelizado, helados y nubes de caramelo. El círculo se cierra perfectamente, un postre que clausura una buena cena y que hace presente la memoria de una infancia rodeada de arena, mar y la vida de los chiringuitos. La Beach Life, ¡a pleno!

Bambú Beach Bar destaca también por el servicio atento, la buena música para relajarte y una vajilla muy coqueta que, a aveces, te hace sentir que estás en un restaurante. Vale la pena darse una vuelta por aquí para gozar de un buen rato y comer rico.

Abierto de 10 a 0hs.

Ronda Litoral S/N Poblenou, 08009 – Barcelona

Si quieres ver todas las fotos de los chiringuitos de Barcelona y sus mejores platos, aquí te dejamos nuestro completo álbum de fotos. ¡A disfrutar del buen tiempo, la buena comida y las mejores copas!!!

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..