La cocina de Picasso en Barcelona

Publicado el 30.08.2018


La exposición La Cocina de Picasso, puede visitarse hasta el 30 de septiembre en el Museo Picasso de Barcelona. Esta exhibición explora el papel que tuvo la cocina, los ingredientes y utensilios en la obra del gran artista malagueño.

arte y gastronomia

La Cocina de Picasso, una exposición producida por el museo Picasso de Barcelona

En “La cocina de Picasso” la cocina no es una excusa, sino que opera como eje revelador y poético de la obra del gran Pablo Picasso. La exposición ha contado con el asesoramiento del chef Ferran Adrià. Esta exhibición recoge obras pictóricas, escultóricas, grabados, cerámicas y también textos, en los que el artista hace referencia a la cocina. El mundo gastronómico recorre la narración expositiva, ofreciendo una lectura coherente desde una perspectiva poco usual de la obra de Picasso.

Quienes conocen de cerca la biografía del artista, dicen que no comía ni bebía demasiado, pero que sí que era tremendamente goloso y disfrutaba con platos sencillos. Sin embargo, su mujer Olga, tenía un paladar más gourmet, por lo que el caviar y otro tipo de ingredientes lujosos también entraban en su casa. Picasso era una persona bastante organizada, lo que lo llevó a guardar durante una década, las facturas de compras de aquellos ingredientes que consumía: quesos; vinos; carnes; panes; leche, etc. Estos documentos, procedentes del museo parisino de Picasso, también forman parte de “La cocina de Picasso”.

Esta curiosa capacidad de Picasso para encontrar un sentido especial hasta en el cotidiano hábito de comprar alimentos, se refleja en de uno de sus poemas (escrito en 1935): “la lista de la compra solo se alarga a partir de ese momento sin la inevitable pausa en la mesa a la hora del almuerzo para poder escribir sentado en medio de tantas hipérboles que se mezclan con el queso y el tomate”

Picasso es mundialmente reconocido por su labor como pintor, pero la obra del malagueño también exploró la cerámica, escultura e incluso la literatura. En el corpus de su trabajo, los ingredientes culinarios, el recuerdo de los aromas, sabores y colores, así como el universo doméstico de la cocina, forman parte de numerosos poemas y obras de teatro de Picasso. Además, la iconografía del cubismo (estilo en el que fue puntero), para él ha nacido en el bar y en la cocina.

arte y cocina

La Cocina de Picasso, exposición en Barcelona

Un vaso de absenta o de vino; una cuchara; una botella de Anís del Mono; el letrero de un restaurante indicando las delicias culinarias que ofertan, son algunos de los motivos de los cuadros de Picasso, donde el día a día adquiere un papel de importancia. La alimentación, todos los objetos y espacios relacionados con la comida son elementos comunes en su obra, a los que le otorga un estatus digno de ser representado en una pintura o escultura, que pierde cualquier aura sacralizada. Todo ello nos hace pensar que la obra de Pablo Picasso está fuertemente relacionada con el “sabor de lo real”, incluso él mismo decía: “he pintado como si me lo hubiera comido”.

Los restaurantes, cafés y bistrós parisinos, también jugaron un papel importante en la trayectoria de Picasso. Por una parte era el sitio de reunión de artistas, intelectuales y bohemios de su tiempo, pero también eran un espacio frecuente para ser representado por el arte. Un buen ejemplo de ello y uno los referentes más importantes de Barcelona, es Els Quatre Gats (inaugurado 1897). Picasso comenzó a frecuentar este sitio con 17 años, y allí pasaba horas junto a Ramón Casas, Santiago Rusiñol, Rubén Darío, Joaquin Mir, Miquel Ultrillo, Isaac Albéniz, Enric Granados y Gaudí. A pesar de que la comida que se ofrecía no era gran cosa, en este espacio se hacían tertulias y reuniones de arte, que despertaban interés en la comunidad. En 1900 Pablo Picasso realizó en Els Quatre Gats su primera exposición y, luego, hizo el cartel que se utilizó como portada del menú y diseñaba de poster del “Plato del Día”. Otro local importante, lo situamos en su etapa parisina: el cabaret más antiguo de Montmartre, “Au Lapin Agile”

En la entrada al museo, hay una mesa que recuerda las de las casas de campo. Este objeto es más que pertinente, porque toda la exposición gira en torno a la mesa, los alimentos y la cocina. La época azul, el cubismo, incluso su tema recurrente: las mujeres, están atravesados por la comida.

La vinculación de Picasso con la cocina es sorprendente, recorriendo la exposición descubrimos el “Manifiesto culinario cubofuturista”. Se trata de una clara declaración de intenciones, que tenía la voluntad de crear una cocina moderna “que seria al antiguo arte culinario lo que el cubismo a la pintura antigua”,

La exposición producida por el Museo Picasso de Barcelona, está dividida en nueve secciones: la cocina catalana; las palabras de la cocina; recetas de la estampa; la cocina al aire libre, etc. Cada una de las salas tiene como hilo conductor un relato cronológico, que tiene lo culinario como referencia permanente. Además, en la sala Mauri hay todo un apartado dedicado a la cuestión “¿Qué es la cocina?”, coordinado por Ferran Adrià (el cocinero que cocina preguntas). Adrià indaga sobre cuál es punto eje de la cocina y cree que la respuesta puede revelar algunas cuestiones esenciales del ser humano, en tanto que ser creativo. Asimismo, en esa sala se puede ver parte del gigantesco trabajo de elBulli Lab con el proyecto “Sapiens”, una especie de catálogo razonado de elBulli con sus 1846 platos, con dibujos y otros elementos claves para entender el proceso creativo.

Catalogo de la exposición La Cocina de Picasso

La Cocina de Picasso está comisariada por Emmanuel Guigon, Androula Michael Claustre Rafart i Planas. Recomendamos echar un vistazo al fabuloso catálogo que acompaña la exposición, muy bien documentado con información detallada sobre el interés por la cocina de Picasso, un obstinato que resuena en toda su obra. Una selección de establecimientos de la ciudad de Barcelona, celebran esta exposición con propuestas gastronómicas, como Els Quatre Gats; 7 Portes; la pastelería Escribà y otros. La exposición ofrece también un programa público con visitas comentadas, talleres y otras actividades. La información detallada. la encuentras aquí

La Cocina de Picasso
Museo Picasso de Barcelona:  C/Montcada 15 (Barcelona)
Lunes de 10 a 17 h. De martes a domingo de 9 a 20.30 h, excepto jueves de 9 a 21.30h.
Entrada gratuita al Museo Picasso, los jueves de 18 a 21.30 h y el primer domingo de mes (de 9 a 20:30 h.)

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > > >