Cómo crear tu propia bodega

Publicado el 29.04.2020


Aprovecha los días que estás en casa para ponerte manos a la obra y comenzar a crear tu propia bodega. Aquí tienes buenos consejos sobre temperatura, cómo guardar los vinos, cómo ventilar…

Como eres amante del vino y manitas, te proponemos que aproveches el tiempo en casa para dedicarte a tus pasiones. Éste es un buen momento para apartar la pereza y empezar a crear tu propia bodega. Aquí tienes unas pautas y consejos básicos que debes tener en cuenta.

Cómo hacer una bodega en casa

Te gusta el vino y lo tienes guardado en la cocina. El lugar donde hace más calor de toda la casa (no es de extrañar que algunos lo llamen caldo…). Pues no, ni se llama caldo ni la cocina es el sitio más idóneo para guárdalo. Te dejamos algunas premisas para que sepas cómo y dónde tener una pequeña bodega en casa.

Dónde guardar el vino

Si tu casa es pequeña, hay que echar mano a la imaginación y ver cuáles son las opciones. Si no lo es, igual. Debes buscar un lugar donde tus vinos convivan contigo, pero bajo unas pautas que es importante repetar.

Las botellas tienen estar en posición horizontal, puesto que el corcho debe estar en contacto con el vino. Así que una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es cuánto ocupan las botellas tumbadas .

Guardar los vinos en un lugar donde guardas cosas que huelen fuerte o mal, no es una buena idea. Hay restaurantes que guardan los vinos en las mismas cámaras que la comida, pero los olores se contagian, y sale perdiendo el vino.

El lugar debe tener una buena ventilación. Hay veces que los sótanos que no disponen de salida de aire son elegidos erróneamente y los olores, la ventilación, la temperatura (muy importante) y la humedad excesiva (o la falta de esta) afectan a la conservación del vino y, no queremos eso ¿verdad?

La bodega en casa

La temperatura de la bodega

Obviamente, no le debe dar el sol o luz que emita temperatura. Un lugar oscuro o tenue y, si tiene que haber luz cerca, que sean tiras de led que no dan calor y, a ser posible, regulable en su intensidad.

Con respecto a la temperatura de la bodega es mejor buscar en casa espacios bajos antes que altos, ya que el calor tiende a subir. Es muy típico poner las botellas en la parte de arriba del mueble del comedor, lo que afecta al vino y además es peligroso (pueden rodar y caerse encima de tu cabeza).

Ahora con todas estas premisas, busca un lugar que las cumpla todas… o todas las que se puedan, de acuerdo al lugar disponible o las limitaciones de la economía.

Ideas para armar tu propia bodega

   Debajo de una escalera interior (si tienes), es un buen lugar para hacerte tu una estantería con madera o metal, dependiendo de la decoración de la estancia.

Si vives en una casa puedes utilizar la pared lindante al exterior, de la zona donde no da el sol o recibe poco calor. Allí se puede instalar un pequeño armario con rejilla, para que corra el aire.

En la habitación de los trastos (que algunos la tienen), puedes reservar un lugar para una pequeña cámara o armario de vinos de segunda mano.

En las cajoneras deslizantes del mueble del comedor y que no usas.

¿Un patio interior sin sol? Pues algo bueno debía tener. Poder guardar tus vinos en estanterías hechas con unas escuadras, tablero de madera y tacos (para que no rueden las botellas).

Conservar el vino en casa

Qué vinos guardar

Aquí no debemos olvidar la elección de los vinos a guardar ya que, si compras uno joven baratito, no lo vas a poder “transformar” con los años en un súper vino. Puede que con el tiempo se convierta en algo imbebible.

Si quieres guardar vinos, compra aquellos que su crianza lo permita, evolucione y no se estropee.

Ideas hay muchas. Ahora solo falta que uses la imaginación…

Javier Campo, Sommelier para Los Foodistas

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > >