Entre vinos y Jazz

Publicado el 07.07.2015


Este fin de semana Los Foodistas nos trasladamos al Penedés, una de la zonas de mayor producción vitivinícola de Cataluña, para disfrutar de la conjugación de dos de las cosas que más nos gustan: buenos vinos y jazz. Desde hace 9 años se celebra en festival ViJazz del Penedés, con actividades de degustación de vinos con Denominación de Origen (DOC) Penedés, maridajes y música de alto nivel. No es la primara vez que vamos porque nos encanta descubrir productores locales, y cada año hay novedades interesantes. Hoy les contamos qué nos ha llamado la atención y, también nos atrevemos a recomendar tres bebedizos interesantes (dos vinos blancos y un vermú).
Avi Tom de bodega Eduald Massana Noya

Avi Tom de bodega Eudald Massana Noya

Hemos visto que hay año a año se incrementa la participación de vinos ecológicos. Uno de los que más nos ha gustado es Avi Ton (el abuelo Ton), de la bodega Eudald Massana Noya, con una historia a sus espaldas de nueve generaciones dedicadas al vino. El vino es 100% uva Xarel.lo, la uva típica de la zona con la que se elabora también la mayor parte de los cavas. Nosotrxs no somos muy fanáticxs de esta uva, pero esta vez quedamos sorprendidxs con este blanco potente. La uva es de cepas plantadas en 1945 y con una producción limitada. La fermentación se acaba en barricas de roble francés y americano; luego tiene una crianza de 3 meses en contacto con sus propias lías. El vino tiene cuerpo y piernas marcadas (de producción glicérica), pero a la vez es fresco y se encuentran algunas notas de frutas tropicales. Por ello es un buen vino para tomar en verano, con apetitivos, pero también con quesos de pasta blanda y grasa o con un buen arroz de pescados.

La Romana de bodegas Can Bas

La Romana de bodegas Can Bas

El segundo vino blanco que nos dejó boquiabiertos fue La Romana de bodegas Can Bas. Es un coupage Xarel.lo – Chardonnay. El nombre del vino proviene de unos vestigios de ruinas romanas encontrados en los alrededores de la bodega, donde ya había viñas de Xarel.lo. El Chardonnay le da complejidad al vino, haciéndolo largo y con una cierta cremosidad. El vino está pasado por roble, y eso se nota en la nariz. En boca es suave, persistente y con alguna nota cítrica. Desde luego, ideal para mariscos.

Tenemos pendiente ir a visitar sus bodegas y conocer las antiguas viñas con las que producen sus vinos. Así que ya les contaremos….

 

 

El tercer gran descubrimiento fue un vermú de la a bodega Martí Serdà del Alt Penedès. En Cataluña el territorio del vermut es Reus, por eso nos llamó la tención encontrarnos con éste, que parte

El Bandarra, Bodeha Martí Serdà

El Bandarra, Bodeha Martí Serdà

de un vino blanco de Macabeo y Xarel·lo, al que se lo macera con más de 50 extractos de hierbas, flores, semillas y especias naturales, como canela, jengibre, vainilla, regaliz, anís, manzanilla, romero, laurel, naranja amarga. La maceración se finaliza en toneles de roble de 500 litros con las propias soleras. Es un vermú de 15º (no muy alcohólico en boca), con predominio de la canela y regaliz, lo que le da un punto amargo que nos gustó mucho. La botella es preciosa y tienen sistema de recarga en bodegas de barrio.

Seguramente el año próximo repetiremos, pero hasta ese día seguiremos disfrutando de estos vinos en casa. Esperamos que, cuando los pruebes, nos cuentes qué te han parecido.

 

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..