Le Bouchon Barcelona, un gastrobar 5 estrellas

Publicado el 16.01.2017


Le Bouchon es el gastrobar del Hotel Mercer (5 estrellas), ubicado en el corazón del barrio gótico de Barcelona. Al mando de sus cocinas han estado chef de envergadura como Jean Luc Figueras. Hoy la oferta gastronómica tiene el sello de Harry Wieding y te hablamos de ella…

Le Bouchon Barcelona, el gastrobar del hotel Mercer /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Le Bouchon, el bar de tapas de Mercer Hotel Barcelona, ya tiene una larga trayectoria ligada a una gastronomía de la calidad pero para tomar de manera distendida y sin solemnidades. Durante muchos años, su carta estuvo comandada por el gran Jean Luc Figueras (desaparecido prematuramente en el año 2014). Luego le siguió Xavier Lahuerta, quien fraguó parte de su experiencia al lado de Jean Luc. En 2016, Giuseppe Iannotti trasladó a Barcelona parte de su equipo del restaurante Krèsios Telese (Italia), con una estrella Michelin, para dirigir las cocinas de este hotel de gran lujo. Su apuesta gastronómica en la ciudad duró un año, y estaba marcada por una clara influencia japonesa (gastronomía que Giuseppe conoce muy bien).

Hoy el chef Harry Wieding regenera la propuesta gastronómica de Le Bouchon. Este Harry fue nombrado el mejor cocinero joven por la Academia Catalana de Gastronomías en 2013 y obtuvo dos soles Repsol, en el restaurante Sant Pede del Bosc (Lloret de Mar). A pesar de que su nombre nos invite a pensar que se trata de un cocinero venido desde las cocinas de otras partes del mundo, Wieding vive en Cataluña desde que tenía cuatro años. Sus cepas gastronómicas se afianzan sobre la cocina catalana tradicional, que mamó en el restaurante de su madre (en Blanes). En ese municipio de la provincia de Gerona, aprendió la importancia de seleccionar y consumir productos de proximidad, y a conocer lo que la tierra ofrece en el entorno más inmediato: setas, hierbas, flores y raíces, que suele emplear en sus preparaciones.

La Ensaladilla Rusa de Harry Wieding, en Le Bouchon Barcelona /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Los datos biográficos de Wieding se traducen al lenguaje gastronómico en una ensaladilla rusa que resume todo esto. La ensaladilla es un clásico de las tapas, pero él la transforma en una declaración de intenciones, que respeta el compromiso con la proximidad y el producto local. Cuando te sientas a la mesa de Le Bouchon, este es un bocado obligado.

La oferta del gastrobar se divide en platillos fríos y calientes, pensados para compartir y que todos puedan pinchar y probar las diferentes tapas. Además de lo que figura en la carta, también conviene mirar las pizarras que están colgadas en la pared, porque allí encontrarás unas ofertas y sugerencias interesantes, con los mejores productos del momento. Por ejemplo, cuando visitamos Le Bouchon era tiempo de setas, así que comimos una estupenda cazuelita de setas salteadas, acompañadas de un huevo de corral a baja temperatura.

Huevo de corral con setas de temporada, Le Bouchon Barcelona /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

En su carta verás tapas tradicionales y otras más creativas, pero en todos los casos está la marca del chef, donde se nota su peculiar inclinación por defender las recetas tradicionales. Tal vez la oferta de platos de pescados sea uno de los puntos más fuertes, especialmente por los productos frescos que presenta: calamar de playa, mejillones (los que preparan con un chorrito de Pernod, son un must); salteado de “espadenyas” (pepinos de mar); etc.

Mejillones al Pernod, con nata y verduraas Le Bouchon Barcelona /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Si te tiran más las carnes, no te pierdas la hamburguesa o el taco de vaca vieja con pimiento y burrata . Los postres siguen la línea del resto de la carta: aspectos clásicos (como el arroz con leche y canela), y otros más atrevidos, como el flan de almendra amarga, café y boniato.

Surtido de galletas, en Le Bouchon Barcelona /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

El espacio es cálido, acogedor y la atención, digna del hotel de 5 estrellas en el que se ubica. El edificio del hotel amerita que te des un paseo por la recepción y las zonas comunes, porque es uno de los edificios históricos de Barcelona. Puedes caminar por su esplendorosa entrada de piedra con arcos y rehabilitada por el arquitecto Rafael Moneo (premio Príncipe de Asturias a las Artes). La cocina está abierta ininterrumpidamente, desde el mediodía. 

Este gastrobar es una buena opción para ir en pareja o con algún amigo/a, para conversar distendidamente mientras disfrutas de una gran comida. En pleno centro de Barcelona, pero escapando de las aglomeraciones turísticas y el bullicio.

Mercer Hoteles Barcelona: Calle dels Lledó 7, (
08002) Barcelona (España)

Tel: +34 93 310 74 80

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

>