Masala 73, los sabores honestos de la India

Publicado el 04.03.2018


Masala 73 nació como un foodtruck y hoy se ha convertido un “Curry Bar” sencillo, pero con una oferta culinaria que conserva la esencia de la cocina hindú basada en productos de temporada y sus sabores emblemáticos.

Dahi Puri de harina de garbanzos, rellenas de patatas y salsa picante, con tamarindo, yogur y granada/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Este proyecto se inicia con Jordi Aros, un chef que entró en contacto con cocina india viajando por el país, y Kuldeep Singh hindú (cocinero autodidacta). Ambos se conocieron trabajando juntos y decidieron cambiar su rumbo abriendo un colorido Foodtruck, que inmediatamente cautivó a los amantes del Street Food de Barcelona.

Si algo nos caracteriza a Los Foodistas es que hablamos con sinceridad y por ello queremos contarte que, a pesar de la fama que tenía Masala 73 (incluso antes de abrir su local), teníamos mucha desconfianza. Nos gusta la potencia de sabores de la tradición culinaria de la India y nos mosqueamos mucho cuando se hacen “adaptaciones” para paladares poco inquietos, quitando picantes y esencia a la comida. Pese a ello, cuando los dos cocineros abrieron el local en Barcelona quisimos poner a prueba nuestros prejuicios que, después del primer bocado, se fueron sin escalas hasta Mumbai porque revivieron nuestros recuerdos gustativos de esa comida.

Berenjena con queso Paneer/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Hay varios entrantes para elegir, y en muchos de ellos priman los garbanzos en forma de harina: como en las Pakoras (con fritura perfecta) o en las bombas de patata, con garbanzos y guisantes (y su salsa picante). Lo que realmente nos enamoró en esta primera parte del menú fue Dahi Puri, unas esferas de harina de garbanzo, rellenas de patatas y salsa picante, con tamarindo, yogur y granada (que equilibran la sensación que provoca el picante).

Haciendo honor a eso del “Curry Bar”, los platos fuertes son los curry: de pluma ibérica, verduras de temporadas, de cordero D.O. Xisqueta (raza autóctona del Pirineo catalán) o de pescado. No hay que dejar de lado lo que producen en el horno tandoor que, como trabajan con productos de temporada, puede ir cambiando (como las pakoras de calçots; . Nosotrxs nos encontramos con una berenjena asada con queso Paneer, que es para implorar que no la quiten de la carta (aunque se vaya la temporada). Al tandoor también van el cordero ecológico; el picantón Masala (marinado con yogur y especias), la presa ibérica de bellota al estilo Hariyali (yogur, cilantro y menta) y el magret de pato, que lo sirven sobre biryani (arroz basmati con pasas, anacardos, granada y cilantro).

Pollo Tikka al horno Tandoor de Masala 73/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Todos los platos los puedes acompañar con arroz, Dahal Makahani (lentejas negras y judías rojas) o pan (chapati y naan), que hacen ellos mismos y a mano. Las salsas son imprescindibles en la cocina hindú y en Massala 73 le dedican mucho mimo:  Chutney de cilantro y menta en el que puedas mojar los Papadum (Appalam); la Raita a base de yogur, pepino, cilantro y menta; korma con anacardo, con el punto ligeramente dulce de la leche de coco y más opciones que funcionan como hilo conductor de muchos de sus platos.

La carta de postres es escueta, pero si no te saltas el cierre de la comida con un bocado dulce, puedes probarlos todos. Las opciones son Lassi (un batido con yogur, cardamomo y fruta), Gajarela: un carrot cake con helado de pistacho o lo que tomamos nosotrxs: Kulfi y Rasmalai (bolitas cuajadas de leche azucarada, con almendras, agua de rosas y azafrán). Todos los helados que sirven, los prepara Massimo Pignata en DelaCrem para el restaurante.

Kulfi y Rasmalai/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Con la carta de bebidas, tampoco te romperás la cabeza para decidir porque tienen alguna cerveza nacional, dos indias (Kingfisher y Cobra), y cuatro referencias de vinos (para contentar al público local); agua filtrada y refrescos. No hay cervezas sin alcohol, ni refrescos sin azúcar.

El ambiente es acogedor bullicioso y, a pesar de que Masala 73 perdió las ruedas, conservan parte de su estética Foodtruck, el colorido y la decoración hindú-vintage. El restaurante no está pensado para cenas íntimas, porque aquí lo mejor es ir acompañadx o en grupo, y aprovechar para pedir diferentes platos y probar unas cuantas sugerencias de su carta. No te preocupes si vas en pareja, porque igualmente tienen un menú degustación que se llama Maharajá, en el que pruebas gran parte de su oferta por 27€. Tienen un menú de mediodía (de lunes a viernes) por unos 11€, que te alegrará el día seguro.

Parte del equipo de cocina de Masala 73/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Si eres de lxs curiosxs, te recomendamos sentarte  cerca de la cocina a la vista para poder ver el equipo en acción. Además de disfrutar comiendo, nos encanta ver a lxs cocinerxs preparando lo que luego degustaremos…

Masala 73 Calle Muntaner,152. Barcelona

Tel: 937 97 87 02

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > > >