Las mujeres de la gastronomía, unidas contra la invisibilidad

Publicado el 07.01.2019


El 2018 terminó con una nueva iniciativa que afianza la lucha de las mujeres en el campo laboral de las profesionales de la gastronomía, que trabajan en el territorio español. Mujeres organizadas para luchar por su reconocimiento en el sector, y para dar visibilidad a su trabajo.

Mujeres en Gastronomía, en lucha contra la invisibilidad

Los nombres de las mujeres en el ámbito de la cocina, pocas veces van asociados al cago de chef o al nivel de profesionalidad con el que se desempeñan. Todo el mundo habla y adora la ‘cocina de las abuelas o la ‘cocina de las madres’. Incluso las marcas de alimentos procesados utilizan su imagen para promocionar sus productos y remitirnos a la infancia de nuestro paladar. Las croquetas de mamá, la fabada de la abuela, pero pocas veces aparece la imagen de la profesional de la cocina o la gastronomía.

Por otra parte, de los casi 200 restaurante que hay en España con Estrella Michelin, sólo un poco más del 9% tienen mujeres al mando. Sin embargo esta situación no es exclusiva de España, ya en la famosa lista mundial de los 50 Best Restaurant replica el mismo modelo. De hecho han creado una categoría especial para las “mejores cocineras”, como si no pudieran considerarse en la misma lista que los hombres.

En el 2016 la Chef Carme Ruscalleda (quien ostentaba 7 estrellas Michelin), rechazó el Premio de los 50 Best Restaurantes a la mejor chef del mundo, porque consideró que una mujer chef tiene el mismo valor que un chef hombre y, por tanto, no debe considerarse su labor como una categoría aparte.

Ruscalleda alegó que si un hombre y una mujer hacen lo mismo en el rol de chef; pagan los productos, el equipo y administran por igual, y lxs comensales exigen lo mismo a unas y otros, ¿por qué hay que discriminar las categorías? Para rematar agregó que sería inadmisible darle una nominación especial a un cocinero por ser negro, gay o migrante, así que tampoco habría que hacerlo con una mujer.

cocineras

Mujeres en Gastronomía/Foto: Isabel Acevedo

Mujeres y hombres en el ámbito de la gastronomía, deberían medirse con la misma vara de calidad profesional, de capacidad y creatividad, y no por el género. Podríamos seguir enumerando y decir que algo análogo ocurre en el mundo del vino, un sector dominado por los nombres en masculino. Por no hablar también del comportamiento del personal de sala que ofrece la carta de vinos a los hombres antes que a las mujeres, la cuenta, etc.

Cocineras, camareras, sommelier, baristas, productoras, gestoras de eventos, empresarias, escritoras y periodistas del mundo del la gastronomía han dado un paso muy importante para luchar contra la invisibilidad y la discriminación de las trabajadoras del sector en España, al mismo tiempo que se da voz frente a las barreras que se experimentan en la profesión.

A finales de 2018 más de cien mujeres provenientes de diversos rincones del territorio español, se encontraron en Valencia para hablar sobre su situación profesional y organizarse como colectivo. Ese encuentro fue el punto de partida para tomar las primeras medidas, tendientes a dar visibilidad a sus trabajos, en un ámbito en el que siempre se destaca la figura de los hombres. Uno de los primeros pasos fue crear una base de datos de trabajadoras de la gastronomía; formar grupos divididos por territorio y especialidades profesionales.

En ese encuentro en la feria Gastrónoma, no sólo se cuentan las mujeres que asistieron presencialmente, sino que además se suman los nombres de otras tantas que no pudieron estar en Valencia, pero que ya forman parte de ese espacio de trabajo conjunto y de sinergias (entre las que aparece nuestro nombre)

De acuerdo a la tesis de doctorado presentada en la UPV por Purificación García Segovia, los cocineros logran más reconocimiento y financiación para sus proyectos, pero no existen diferencias objetivas en las habilidades de hombres y mujeres en la alta cocina. La necesidad de hacer visible el talento femenino en la gastronomía, es ya urgente.

Reunión de Mujeres en Gastronomía/Foto: Isabel Acevedo

Crear esta red de Mujeres en Gastronomía (MEG), es una manera de liderar el cambio, crear un tejido de apoyo, poner en valor el trabajo de las mujeres y, en especial, de los oficios menos reconocidos aún, como las productoras, conserveras, mariscadoras, etc.

En este momento ya se ha trabajado en crear los estatutos y el Acta Constitucional, para dar paso a otras gestiones que oficialicen a nivel nacional al grupo MEG. A finales de enero de 2019 se hará una segunda reunión, como paso previo a una asamblea extraordinaria. Asimismo en MEG se está trabajando en otros aspectos tendientes a una situación de igualdad de oportunidades, como la posibilidad de recibir denuncias sobre casos de discriminación o acoso laboral. Otra de las vías es impulsar la mentoría, para que las profesionales con más experiencia impulsen el desarrollo de nuevo talento

Mujeres en Gastronomía no es sólo una cuestión de féminas, para revertir la situación es indispensable contar con el apoyo y la implicación de los compañeros de profesión. Por ello desde MEG se insta a los hombres a que formen parte de esta lucha por romper el techo de cristal, y que reconsideren su actuación en proyectos donde no estén representadas las mujeres.

En este momento ya está disponible este espacio Web, como punto de información y para que, quienes quieran, también puedan sumarse a la iniciativa y a la creciente base de datos. En Redes Sociales se está usando el Hashtag #mujeresengastronomia, para seguir todas las publicaciones que hablen sobre el tema. Desde Los Foodistas, y también como parte de este colectivo, te animamos a sumarte a esta iniciativa.

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

>