Restaurant Hong Kong 1930, el Festín del Emperador

Publicado el 02.07.2018


El chef del restaurante Hong Kong 1930 fue uno de los primeros en abrir un restaurante chino en Barcelona, y su cocina se caracteriza por ofrecer recetas cantonesas verdaderamente tradicionales. Hasta septiembre presenta el menú el Festín del Emperador con una gran variedad de elaboraciones que mezclan diferentes técnicas…

restaurante chino

Restaurante Hong Kong 1930 (Barcelona

El chef Chuen Soun Lam se ha dedicado a difundir la gastronomía cantonesa en Barcelona desde 1979, cuando abrió su primer restaurante llamado Kowloon (nombre de la ciudad amurallada ubicada en Hong Kong). Continuando con su voluntad de difundir la variada cocina china, hasta el mes de septiembre ofrece un menú especial que abarca dos celebraciones: el Festín del Emperador y la Gran Fiesta del Dragón, con 58 platos disponibles en su actual casa: Hong Kong 1930.

En China existen ocho grandes culturas culinarias muy diferenciadas; el restaurante 1930 está especializado en la cocina cantonesa, caracterizada por sus sabores suaves, ingredientes frescos y gran variedad de verduras. Chuen Soun Lam se basa en esa tradición cantonesa que destaca la alternancia y combinación de las técnicas del fuego vivo del wok y lo pausado del cocinado al vapor. Buena parte de las recetas tradicionales de esa región de China, se ofrecen en los 1000 metros cuadrados de local de Barcelona, decorado con piedras centenarias procedentes de Shanghai

restaurante chino Barcelona

Festín del emperador en el restaurante 1930 /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

El equilibrio entre las dinámicas opuestas (fuego vivo, cocción lenta) confecciona el menú del Festín del Emperador, lleno de contrastes y ritmos. Este menú sirve también para celebrar la Gran Fiesta del Dragón, que tiene lugar el quinto día del quinto mes del calendario chino y que suele coincidir con la proximidad del solsticio de verano.

El Festín del Emperador honra la memoria de Qu Yuan (340-278 A.C.), un afamado poeta y ministro del emperador Chu. El Festín es todo un recital de platos, en este caso el chef Chuen presenta en 14 pasos, donde se van alternando los vegetales con las carnes y los mariscos, combinándose con sabores de salsas bien condimentadas, pero nunca excesivamente intensas.

Verdadero restaurante de comida cantonesa /Godo Chillida para Los Foodistas©

El calor exterior de los Kao Ji (crujientes rellenos de langostinos) cocinados en fritura rápida e intensa se alterna con la temperatura elevada que surge del interior del Lo Mai Gai (arroz glutinoso con pollo envuelto en hoja de loto) preparado al vapor. Exterior e interior, rapidez y lentitud, suavidad e intensidad, especiado y neutro son los contrastes que marcan el tempo sincopado de la propuesta del restaurant Hong Khong 1930.

En la cocina del chef Chuen no hay exceso de especias, los sabores se acentúan con el ajo y el cilantro, como ocurre en el Pai Gwat (costillas de cerdo con alubias negras) donde el ajo matiza la maceración de la carne gracias a su cocinado lento. Otro ejemplo del uso de la técnica de cocción frente al exceso de condimentos lo probamos en el Lo Bak Gou (pastel de nabo) cuya textura suave es acompañada de la fragancia de este vegetal de la familia de la mostaza.

Hong Kong 1930, comida cantonesa en Barcelona/ Godo Chillida para Los Foodistas©

Como si de una película clásica de artes marciales hongkonesa de los años 70 asistimos por sorpresa a la aparición de platos sobre la mesa. La acción está asegurada, los platos van y vienen sin solución de continuidad y los comensales entrecruzamos nuestros palillos para alcanzar un pedazo escurridizo de Cheun Fan (pasta de arroz al vapor) o una porción de Chung Yao Beng (Milhojas con cebolleta china). La destreza y manejo del arte culinario de chef Chuen, es propia de un avezado shifu (maestro marcial chino) e impregna el ambiente mientras los invitados, como meros aprendices, intentamos mantener su ritmo desde la lógica secuencial de los menús occidentales, pero el chef-shifu va un paso por delante y de nuevo vuelve a “golpearnos” con un Ha Kao (Disum de gambas). Todo ello sin inmutarse y sin perder la sonrisa. Otro plato más sale desde una esquina de la trepidante cocina, es el Mak Jyu Beng (bolas de sepia). Oh, no… el Char Siu (cerdo a la barbacoa) ya lleva un rato delante nuestro pero no lo habíamos visto. El shifu Chuen no tiene rival y con una parsimonia inalterable nos presenta en un abrir y cerrar de ojos el Zhong (panceta con shitake) y, para finalizar, dos  postres basados en arroz, coco y nueces caramelizadas.

chef Chuen distinguido por el Cordon Bleu /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Una vez acabada la velada el chef-shifu Chuen, mientras luce el galardón distintivo del Cordon Bleu, nos devela un secreto… “Esta noche, he querido presentar sólo una pequeña muestra de los más de 100 platos contenidos en la tradición del Festín del Emperador, espero en breve poder agasajarles con otros tantos” Siempre sin perder la sonrisa y las dulces formas nos dice adiós, mientras se disculpa por alguna posible falta durante el servicio, en el que finalmente se sirvieron más de 1000 raciones.

Restaurante Hong Kong 1930

Calle Buenos Aires 11 (Barcelona)

Todos los días de 13 a 16 /lu-sa de 20 a 0h.Dos horas de parking gratuito (excepto menú del mediodía)

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..