Restaurant Montiel, Barcelona

Publicado el 07.05.2017


El restaurante Montiel de Barcelona ciñe su carta a la oferta de temporada, porque son defensores acérrimos de los productos ecológicos y biodinámicos. Esta filosofía puedes encontrarla en cada apartado del menú, incluso en los vinos y cavas; además minimizan al extremo el uso de ingredientes con gluten, lactosa y azúcares refinados. Ya llevan 10 años en el Gótico, con una trayectoria firme y constante…

Arroz con pescados de temporada. Restaurante Montiel / Foto: Los Foodistas©

El restaurante Montiel podría decirse que es uno de esos lugares que no necesitan hacer mucho ruido, por un lado porque es un espacio de calma y, por otro porque no precisan hacer ostentación de nada para distinguirse. Siguen una férrea filosofía de alimentación saludable y en su carta eliminan la mayor parte de los productos con gluten.

Después de realizar el deporte obligado de cualquier barcelonina/o: haber apartado cientos de turistas que pasean por el barrio de Gótico con cara de despiste, atraviesas la puerta de Montiel y te da la sensación de estar en otro universo. Calma y espacio de intimidad, es lo primero que te viene a la mente. A pesar de que tiene dos plantas, la sala del restaurant Montiel es un espacio pequeño y acogedor.

En sus orígenes, el lugar que hoy ocupa el restaurante, era una tienda de degustación de productos de diferentes lugares de la geografía española, además tenían unas pocas mesas para la degustación in situ. Pero de esto hace ya bastante tiempo, porque el restaurante Montiel acaba de cumplir 10 años.

Guisantes de Llaveneres, en restaurante Montiel / Foto Los Foodista@

El dueño es un argentino cosmopolita asentado en Cataluña que, cansado de trabajar para una multinacional que basa su producción industrial en el monopolio y la explotación del medioambiente, se pasó para el otro lado. Tal vez porque conoce el costado oscuro de la cuestión, hoy es un firme militante de los productos ecológicos, biodinámicos y de todo lo que engloba la etiqueta “alimentación saludable”.

No hay más que decir, la carta del restaurante Montiel no hace concesiones con las grandes industrias de alimentos procesados. En los fogones está Nabil Benhammou, quien suscribe a esas ideas. Antes de tomar el mando de las cocinas de este restaurante, estuvo en la partida de pescados de El Celler de Can Roca; Monvinic (con Sergi de Meià), y también en Hisop. Sus platos están bien pensados: buen producto como elemento central y sin elaboraciones innecesarias; las suyas son preparaciones equilibradas y creativas.

En Montiel ofrecen dos menú: Gastronómico (seis platos y tres postres), y el Degustación (más corto), ambos con opción a maridaje de vinos. Nosotrxs probamos un menú especial por el décimo aniversario, maridado con vinos naturales y biodinámicos, de Cuvee 3.000 (proveedores de la casa). No obstante los platos degustados también forman parte del menú Gastronómico.

Cordero lechal, en restaurante Montiel (Barcelona) / Foto: Los Foodistas@

Abrimos boca con una ostra del Delta del Ebro acompañada con espuma de la fruta de la pasión. Muy bueno el contraste entre el sabor marino y de la fruta. Luego vino un ceviche de lubina. Hasta aquí todo en la línea de “lo que se lleva”, pero el toque sorprendente estaba en el sorbete de leche de tigre, que lo hacía salir de lo común.

Como estaban en temporada (recordemos que sólo sirven producto fresco), tuvimos la suerte de comer uno de los manjares del Maresme: guisantes de Llavaneres (una variedad autóctona que se caracteriza por sus notas dulces). El plato se servía con sepionet pero, la estrellas absoluta fueron los guisantes. Otro de los fuertes son los arroces marineros con una base de buen caldo de pescado y sofrito, que sirven con calamares o gambas (dependiendo de la época). Lo acompañan con salsa Americana y mayonesa de azafrán (nuevamente un toque interesante).

Los postres sin gluten, en restaurante Montiel (Barcelona) / Foto: Los Foodistas©

La carne de este menú fue un cordero lechal con colmenillas y crema de coliflor. El momento de los dulces nos tenía expectantes, porque en Montiel eligen no servir platos con gluten, ni lactosa (todo un desafío a la hora de los postres). El bocado final fue un financier (sin gluten), acompañado con pera, helado de apio, crema de yogurt, anís estrellado y whisky.

Ofrecen más de 100 referencias de vinos y todos se venden por copas. Además buena parte de ellos son de bodegas emergentes, vinos naturales, biodinámicos y ecológicos. Desde luego, una carta con vinos muy diferentes donde te encuentras, por ejemplo, un vino de uva Rufete 100%, de Salamanca. Este es el único vino que usa 100% el monovarietal Rufete, una verdadera curiosidad.

Vinos ecológicos y biodinámicos /Foto: Los Foodistas©

En el restaurante reciben con agrado a quienes prefieren no comer carnes y son flexibles a la hora de los cambios adaptados a diferentes dietas e intolerancias (avisados con antelación para que puedan ofrecer buen servicio). Hablando de servicio, el de la sala es impecable, especialmente por la profesionalidad algo en lo que, por muy contradictorio que parezca, en el sector gastronómico a veces cojea.

Este año el restaurante fue incluido en la Guía Michelin y, tal vez, en un futuro podamos hablar de estrellas…

Restaurante MontielCarrer dels Flassaders, 19, 08003 Barcelona

Teléfono: 932 68 37 29

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > >