Restaurante Be So, en el hotel Sofía de Barcelona

Publicado el 22.08.2018


Después de un proceso de modernización de sus espacios, el hotel Sofía de Barcelona abre las puertas de su renovado restaurante Be So. La apuesta por platos tradicionales y productos de temporada, se refuerza con uno de los maridajes más originales que hemos probado, creado por François Chartier.

Restaurante Be So Barcelona

Lubina a la brasa Josper con puré de raíces /Foto: Los Foodistas©

Sofía, el renovado hotel de la Av. Diagonal de Barcelona, apuesta por ofrecer un restaurante abierto a toda la ciudad. Be So es el nombre de este espacio en el que reinan la elegancia y la calma. El interiorismo fue ideado por el estudio de Jaime Beriestain, acorde con la línea general del restaurante que se propone como un estímulo a los cinco sentidos, sin recargar ninguno de ellos. El trabajo de iluminación es de destacar, al igual que la capacidad de crear diferentes rincones acogedores, en el seno de un espacio amplio y de techos altísimos.

Una vez que atraviesas el lobby del hotel, lo primero que te encuentras es una barra de coctelería, donde puedes parar y comenzar por un buen mix. Unos paso más allá está Be So, un restaurante sin estridencias pero lleno de sorpresas. Apuestan por recetas tradicionales elaboradas con ingredientes de temporada y productos locales, preparados en una cocina totalmente abierta a la sala. La cocina, además, está rodeada por una barra en la que puedes sentarte, mientras ves cómo preparan tu comida (una experiencia recomendable).

El director de la parte culinaria es Carles Tejedor, secundado por el chef ejecutivo es Iván Cruz. Carles Tejedor con una gran trayectoria profesional, durante 8 años mantuvo una estrella Michelin al frente de los fogones del restaurante Vía Veneto de Barcelona. También es un gran experto en aceites de oliva lo que lo llevó a dar clases en el máster de Cocina y Ciencia de Harvard y en MIT University.

Restaurante Barcelona

La carta de Be So no se deja llevar por las modas /Foto: Los Foodistas©

El interés de Tejedor por los ingredientes locales de alta calidad, se nota en la carta de Be So, asentada en los grandes clásicos de la cocina (especialmente la catalana), ejecutados con técnicas actuales, pero sin dejarse llevar demasiado por las tendencias de las modas.

En nuestra visita al restaurante probamos un menú corto sugerente de cuatro pasos (entrante, pescado, carne y postre),  que demuestra la solvencia de cocina y la excelencia de la sala. Antes de comenzar los entrantes un buen pan que, como no podría ser de otra manera, requiere de un gran aceite de oliva para que puedas “mojar pan”. Tienes opciones de AOVE suaves o intensas, tú eliges. Después vienen los primeros platos con su acento catalán: butifarra negra, habitas y guisantes (del Maresme) con menta. Entrando en materia: una lubina asada con raíces (apionabo y salsifí) y jugo anisado; luego, paletilla de conejo con panceta ibérica y patata trufada.

Hotel Sofia Barcelona

A la hora del postre: torrijas /Foto: Los Foodistas©

Los menú degustación Be Senses se presentan como una “oda a los sentidos” y los aromas son su hilo conductor. Hay dos propuestas diferentes: 5 Senses (aperitivos y cinco platos) y 7 Senses (aperitivos y siete platos). Los días laborables al mediodía ofrecen el menú Business por 49€.

Dentro de esta experiencia en la que los aromas cobran protagonismo, hay que destacar los maridajes (los más originales que hemos visto en mucho tiempo). Aquí hay que hacer referencia al nombre de un grande: el sommelier canadiense François Chartier, pionero en investigación aromáticas y la creación de armonías olfativas (de vinos y comidas). Chartier, autor de La cocina aromática y Papilas y Moléculas, es el mejor sommelier del mundo por Grand Prix Sopexa en 1994.

maridaje en Be So

Caja de aromas de Fracois Chartier, para el maridaje de Be So /Foto: Los Foodistas©

En Be So no sólo hay una gran selección de referencias de vinos (con un rango amplio de precio –aunque destacan los del segmento superior), sino que una de las propuestas más interesantes es hacer el maridaje utilizando la ‘’caja de los aromas’’ de Chartier, a través de la cual se realiza un maridaje olfativo.

La caja de aromas consiste en un perfumero de pequeñas ánforas (creado con el perfumista catalán Ramón Monegal) con 7 categorías aromáticas que representan ‘familias’ de vinos. De acuerdo a las características de los aromas que te agraden más, el sommelier de Be So (Nico Roche), ofrece un maridaje a medida con cada plato y teniendo en cuenta tu preferencia olfativa.

Restaurante Be So

Pequeñas ánforas que contienen una gran variedad de aromas para que el comensal elija su maridaje /Foto: Los Foodistas©

Sin lugar a dudas, la experiencia innovadora del maridaje es realmente única y vale la pena vivirla. Además, los maridajes no sólo se limitan a los vinos, sino que también proponen cócteles que mezclan alga nori con frambuesas o el maridaje de algunos de los platos té Sencha. Utilizar la caja aromática invita a pasar un momento lúdico y de descubrimiento, asentado en la ciencia de las armonías aromáticas.

Restaurante Be So, en el Hotel Sofía de Barcelona: Plaça de Pius XII, 4

Teléfono: 935 08 10 20 (Abierto de martes a sábado, de 13 a 15:30h y de 20 a 23:00h)

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > > > >