Restaurante Totora

Publicado el 19.03.2017


El Restaurante Totora, ubicado en el Eixample de Barcelona, ofrece una carta que aproxima el Mediterráneo (del cual proviene la materia prima) y el Pacífico (de donde vienen las recetas). Podrás probar platos sorprendentes, que no encuentras en otros restaurantes peruanos…

Restaurante Totora /foto: cortesía de Totora

Los restaurantes peruanos ya forman parte del paisaje gastronómico de Barcelona. No sólo hay una buena y varieda oferta, sino que algunos de sus platos más emblemáticos (como el ceviche), los encuentras hasta en los menú de medio día de cualquier bar. Esto hace que la escena no sólo se fortalezca sino que también haya restaurantes capaces de diferenciarse. Ese es el caso de Totora, ubicado en el Eixample barcelonés.

La totora es un junco que crece en el agua, en los esteros de América del Sur. Los tallos de esta plantas pueden llegara medir hasta tres metros, y son muy resistentes. Por ello la totora es utilizada para hacer artesanías y, principalmente, para construir unas embarcaciones típicas de la zona de Pimentel y Huanchaco, llamadas caballitos de totora. El restaurante toma su nombre de esta planta tan emblemática de la costa norte de Perú, y una barcaza traída directamente desde allí preside la sala.

Causa de pulpo / Foto: Los Foodistas©

Totora es un restaurante con una imponente sala de 700 metros, dividida en diferentes zonas. Al entrar encuentras mesas bajas, donde puedes tomar una copa; luego una larga barra para preparar el clásico Pisco Sour que lo ofrecen en diferentes versiones y luego la zona de comedor, coronada por un jardín vertical. La ambientación marinera, acompaña a una carta que aproxima el Mediterráneo (del cual proviene la materia prima) y el Pacífico (de donde vienen las recetas).

Al mando de la cocina está el chef Pablo Ortega, un cevichero amante no sólo de lo que se cuece en los fogones sino también de la historia y tradición que hay detrás de cada elaboración. Con orgullo y pasión, Pablo explica de dónde viene el nombre de cada plato, hasta cómo se combinan unos ingredientes que nos hablan del encuentro de muchas culturas (las originarias peruanas -andinas, costeñas, etc.-, japonesas, chinas, etc.). Su cocina guarda la tradición, pero sabe aportar pequeños toques de vanguardia.

Pablo Ortega, el chef de Totora /Foto Los Foodistas©

En Totora ofrecen una gran variedad de ceviches, desde los canónicos, de marisco, de atún,, etc.);  de tiraditos, y  Causas desde la clásica causa limeña con ventresca de atún, o de langostino, pulpo, pez mantequilla. También hay makis y niguiris, como representantes de su cocina nikkei.

Nosotrxs comimos el Maki Criollo, relleno con langostinos al Panko, aguacate y queso crema.Por fuera, cubierto con pez mantequilla, pintado con salsa anticuchera y rematado con soplete. Además se acompaña con unas tiras muy finas de boniato frito. Un plato no sólo exquisito, sino con una presentación colorista.

Aeropuerto, plato de la gastronomía chifa / Foto: Los Foodistas©

La carta de Totora también tiene arroces (con pato, al wok con cerdo y pollo), quinua (Parihuela de quinua), ensaladas, ají de gallina, anticuchos y más. La oferta amerita más de una visita para ir descubriendo diferentes platos.

Uno de los que nos sorprendió fue un plato de influencia China o un plato Chifa, como se lo llama en Perú. Este tipo de comida abarca una serie de platos con origen Chino llevado a Perú (por los migrantes  a finales del S. XIX e inicios del siglo XX), y adaptado al paladar local. El término “Chifa”, no sólo hace referencia a los platos de origen chino sino también a los lugares donde se sirve.

El plato en cuestión, nos lo propuso Pablo Ortega.  El nombre nos llamó suficientemente la atención como para aceptar el reto de su propuesta: Aeropuerto Chi Jao Kay. Se trata de un arroz al wok, con huevo y verduras. Además lleva pollo cocinado al vapor, rebozado con cinco especias chinas y luego frito. El pollo, bien crujiente, es realmente diferente a cualquier otro que hayamos probado. El toque de las especias, lo lleva a otro nivel.

Selección de postres peruanos /Foto: Los Foodistas©

Los postres de Perú, como el resto de su gastronomía, hablan de diferentes culturas. Ejemplo de ello son los Picarones, de influencia colonial. Se trata de buñuelos hechos con boniato y bañados en miel. Este es uno de los postres que más nos gusta, ya lo hemos probado en diferentes restaurantes peruanos de la ciudad, y siempre repetimos. También probamos la tarta de tres leches (condensada, evaporada y crema de leche) y un pastel con fruta de la pasión.

A Totora no sólo puedes ir a comer o tomar una copa, además hay muchas actividades, como talleres impartidos por el mismo chef donde enseña a preparar los verdaderos ceviches; música en vivo, bailes tradicionales peruanos. Aquí hay un sin fin de platos, sabores y actividades para descubrir la cultura peruana.

Los días laborables ofrecen un menú de medio día (17,50€ con bebida postre o café),  que puede ser una buena opción para comenzar a probar nuevas combinaciones de sabores y productos.

Restaurante Totora, Reservas 936 67 43 72

Córsega 235 (08036) Barcelona

 

 

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > > >