Satay Grill, comida callejera en el corazón del Raval

Publicado el 18.08.2016


Satay Grill es un restaurante inspirado en la comida callejera del sur de Asia, pero situado en un antiguo convento del Raval. La oferta gastronómica tiene como eje central las brochetas cocinadas a la brasa, con buenos puntos de sabor. ¡Sube!, que te llevamos a dar una vuelta por los mercados asiáticos, sin salir de Barcelona…

En Satay han montado un grill asiático, que se acerca a los paladares mediterráneos. El restaurante es un emprendimiento de Tribu Woki (que ya cuenta con varios locales en la ciudad: Barraca, Woki Market, Palau Moja, etc.). De hecho, Stay Grill comparte el espacio de Carmelitas, otro de los restaurantes del grupo.

El Satay o saté es un plato muy popular en el sudeste de Asia, especialmente en Malasia y Singapur. Sin embargo, su origen parece estar ubicado en el triángulo que componen Indonesia, Sumatra y Java. Este plato básicamente, consiste en alguna carne (generalmente, pollo, cerdo, pescado o marisco) ensartada en un pincho de bambú o astilla de coco, que se cocina a la parrilla. Las recetas y los ingredientes básicos van variando en cada país donde, también, se marinan las carnes con especias y se acompañan de distintas salsas (picantes, con cacahuetes, coco, lima, soja, etc.). Este plato viajó a Europa, por medio del intercambio que supusieron las colonias asentadas en esa zona de Asia.

Berenjenas con miso, los entrantes de Satay Grill /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Berenjenas con miso, los entrantes de Satay Grill /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Básicamente, el Satay, es una comida rápida que suele tomarse en la calle y en los mercados nocturnos, pero en Satay Grill se convierte en una opción ligera y saludable para disfrutar cómodamente sentadxs. La sala del restaurante está rodeada de grandes ventanales, que hacen que te sientas muy cerca del concepto originario de Street Food. Al entrar te recibe una parrilla al carbón, con lo cual podrás ir viendo paso a paso cómo se cocina tu plato. La ambientación, como todos los restaurantes del grupo, es preciosa y cálida.

En Satay Grill no sólo encontrarás brochetas; la carta no es muy amplia (lo cual, habla bien del sitio). La parte de entrantes propone una selección de ensaladas con salmón, quinoa, salpicón de pulpo, una clásica sopa de miso y, entre otros, berenjenas con miso claro. Entre los primeros, este último plato es para destacar y sin dudas lo volveríamos a pedir. Además probamos la ensalada de tomate, setas confitadas, kale y algas con una rica vinagreta de curry.

También hay un par (literalmente) de bun bao, unos panecillos muy tiernos que van ganando mucha fama en este lado del planeta, pero que son un clásico en Asia. La opciones de rellenos también son dos: pollo tandori y cerdo con salsa hoisin, pepino y cebolleta. Probamos ambos y realmente estaban correctos, bien sazonados pero sin colapsar las papilas. Aquí no hay opción vegetariana.

Bun Bao, panecillos tiernos rellenos con cerdo /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

Bun Bao con pollo, de Stay Grill /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

También hay un par (literalmente) de bun bao, unos panecillos muy tiernos de  fama creciente en este lado del planeta, pero que son un clásico en Asia. La opciones de rellenos también son dos: pollo tandori y cerdo con salsa hoisin, pepino y cebolleta. Probamos ambos y realmente estaban correctos, bien sazonados pero sin colapsar las papilas. Aquí no hay opción vegetariana.

Satay Grill, abierto todos los días / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Satay Grill, abierto todos los días / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Como no podía ser de otra manera, la parte más extensa de la carta corresponde al Satay. Hay 11 brochetas diferentes, entre las que puedes encontrar versiones veganas, como la de setas (cardo y shitake) y la de calabacín con kimchi. Preparaciones más conocidas son las de pollo con reducción de teriyaki; langostino o salmón. Destacan las de pez espada con leche de tigre; codorniz vindaloo. Las raciones incluyen dos brochetas y un bol de arroz basmati, esponjoso y perfumado.

Los postres, una parte de la comida que no nos saltamos, también siguen la línea asiática, aunque nos acercan más a los dulces que encontrarías en Japón. El helado de sésamo negro y el mochi de té verde, fueron nuestras elecciones (y no decepcionaron). Además hay trufas de chocolate y té verde o Brownie.

Las raciones son pequeñas, pero no te quedas con hambre si pides dos o tres platillos. El precio final de la cuenta no suele superar los 15 o 20€, dependiendo de las bebidas.

Si quieres ver todas las fotos de Stay Grill, aquí tienes nuestro álbum

Satay Grill

Carrer Carme, 42 (08001) Barcelona

Tel 93 461 59 11

Abierto de lunes a domingo: de 12 a 16:30 y cenas a partir de las 20hs.

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..