Los secretos del vermut caliente

Publicado el 14.12.2020


Vermut con hielo y una rodaja de cítrico, es la imagen que seguro asocias a este aperitivo. Sin embrago, también se puede tomar caliente y es una opción estupenda para los días más fríos del año, o para acompañar con postres.

Si aun no has probado el vermut caliente te animamos a sacar el vermut de su “zona de confort” tomándolo solo como aperitivo, y vivir una experiencia diferente.

Vermut Caliente /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Aquí encontrarás tres opciones diferentes, para disfrutar de esta bebida innovadora pero que lo precede una larga tradición. Además, te recomendamos leer hasta el final para descubrir une versión creativa del aperitivo.

Los orígenes romanos del vino caliente

El consumo del vino caliente se remonta al siglo II. Los romanos lo tomaban para mitigar el frío del invierno. En sucesivas campañas y conquistas del norte de Europa, legaron esa tradición.

Así, su pasión por el vino caliente se extendió por todo el Imperio romano y las regiones con las que comerciaban. La popularidad de esta bebida reconfortante, continuó creciendo a lo largo de la Edad Media.

Ese vino caliente solía mezclarse con especias, para fortificar la bebida, evitando enfermedades y haciéndola más duradera. Además, usaban hierbas y flores como edulcorantes naturales, de forma que los vinos adquirieran mejor sabor.

La tradición del vino caliente del Imperio romano

Con el tiempo, el interés por el vino caliente se desvaneció en toda Europa, excepto en Suecia donde su popularidad siguió aumentando.

El Klaret (vino de Rhen, azúcar, miel y especias) y el Lutendrank (varias especias, arándanos, vino y leche), son solo dos de las muchas variedades de vino caliente que los suecos hicieron famosas a partir del 1500. Todas esas alternativas se agrupaban bajo el nombre: Glögg, mencionado por primera vez en 1609.

En el resto de Europa el vino caliente comenzó a asociarse a la Navidad a finales del siglo XIX, y su consumo se popularizó en muchos países de Europa, adquiriendo diferentes nombres y recetas únicas en varios países.

Vermut caliente de Las Vermudas

Las Vermudas es ‘la’ vermutería total. En 2020 fue elegida por votación popular, como la mejor de Barcelona. Es un verdadero templo, donde se le rinde culto al vermut, con referencias de diferentes partes del mundo, una gran selección de amaro italiano, cócteles a base de vermut y sus vermuts de grifo.

Las Vermudas ha creado su propio vermut caliente, con una receta artesanal a base de vermut dulce, infusionado con turrón, almendras, canela, jengibre, clavo, manzana verde y pasas.

Vermut caliente de Las Vermudas / Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

La bebida se sirve caliente (idealmente a 70º), tiene una graduación alcohólica de 15% y se presenta en una botella 75cl. Es una opción ideal para tomar solo, como aperitivo maridado con quesos o para servir al final de una comida, con los postres o galletas de jengibre.

Este vermut se puede degustar en cualquiera de sus dos locales (en Gracia o Sant Antoni). También lo puedes comprar por botellas en las tiendas físicas y online.

Dos Déus (Dos Dioses)

La zona del Priorat (Tarragona) es una de las referencias vitivinícolas más importantes de Cataluña y, también, reconocida a nivel mundial. Una pareja afincada allí, han fundado un proyecto denominado Priorat B&D Lab

Mulled Vermouth, Dos Deus

De ese laboratorio salen diferentes bebidas y, entre ellas, los vermut Dos Déus Nordic & Mediterranean. En su elaboración se emplean vermut de vino tinto de la región, envejecido en soleras de Jerez oloroso (de unos 5 años) y maceraciones con botánicos, que se guardan durante meses en damajuanas expuestas a sol y serena.

La versión Mediterranean, es un vermut suave con aromas a frutos secos, café, cáscara de naranja, vainilla, ajenjo, nuez moscada y pasas. Nordic, tiene un sabor más acentuado a clavo y canela, pero también hay piel de naranja, ruibarbo, café. Este vermut recuerda a las típicas galletas de jengibre de navidad.

Se recomienda calentarlos a 75º C en un recipiente al baño maría, o en tazas durante 45-60 segundos en el microondas a 700W, (como si se tratara de un café o té). Puedes conseguir Dos Deus en diferentes tiendas físicas y online.

Turrón de vermut de Reus

Reus, en la provincia de Tarragona (Cataluña), es conocida como la ciudad del vermut. Y para cerrar esta nota de versiones innovadoras del vermut, te presentamos un turrón de vermut de Reus, con patatas chips: el aperitivo completo en un solo bocado.

Turrón de vermut y patatas chips

Esta creación es una propuesta de Virginias, una reconocida marca de turrones de Reus nacida en 1932. El turrón es una versión del tradicional aperitivo convertido en un postre artesanal. Todo un guiño a la ciudad más vermutera de España.

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> > > >