Cómo detectar si un vaso de cerveza está limpio

Publicado el 25.09.2017


Limpieza de los tanques, barriles, grifos, pureza del agua y más cuidados para la mejor cerveza tirada, pero todo esto puede borrarse de un plumazo si el vaso no está correctamente lavado. Estas son las claves para detectar la higiene en el servicio de la cerveza. Beerlovers, a la carga….

 

Cerveza fresca recién tirada /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Pongámonos en situación, vas a un bar o restaurante y pides una cerveza tirada. Te la sirven, antes de beberla te fijas en la espuma (si está bien tirada tendrá un espesor de dos dedos), puedes observar el color, la cantidad de gas y también olerla. Luego, ¡para adentro! Pocas veces nos paramos a mirar el vaso o copa en el que se sirve la bebida y cuál es su estado, a pesar de que una mala higiene puede alterar el sabor, aroma y textura de la cerveza.

Los productores/as de cerveza se ocupan con mimo de la pureza del agua, la limpieza de los tanques y barriles, incluso de los grifos, pero cuando llega el momento de ponerla en la mano sedienta, la superficie del vaso puede tener una película de grasa, restos de jabón o partículas que enturbian la bebida. Independientemente de que cada cerveza tiene necesidades de servicio diferentes (temperatura, copa, etc.), aunque parezca una afirmación de Perogrullo, uno de los puntos clave para lograr una cerveza clara y con mejor rendimiento, es la higiene del vaso.

Cerveza artesanal tirada/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

No queremos decir que en los bares no se limpien los vaso,s sino que para la cerveza tirada se requiere de una higiene especial. Que las burbujas de la cerveza se peguen a las paredes del vaso y la espuma desaparezca con rapidez, son indicio de que hay residuos, producto de una higiene incorrecta. En un vaso sucio, a medida que vas bebiendo, la espuma baja por las paredes en forma vertical, en lugar de dejar la marca circular de la espuma, después de cada trago.

Otra manera de detectar los restos de grasas o detergentes, pero que no podrás poner en práctica en un bar, es mojar ligeramente el vaso y espolvorear sal en su interior. Si la sal se pega a las paredes del vaso está bien lavado, pero si no ocurre, el vaso no tiene la higiene adecuada. Este video didácticos, explica (en inglés) cómo se deben lavar los vasos y las claves de la higiene.

Ya sabes, la próxima vez que te pidas una cerveza mira detenidamente el vaso porque, tal vez, haya algo más que cerveza en su interior…

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..