Street Food

Publicado el 16.04.2015


Hot dogs recalentados, hamburguesas grasientas, dulces hipercalóricos, helados industriales. La comida a pie de calle ya no es lo que era (como muchas otras cosas), hoy es un fenómeno de moda que no para de crecer y de evolucionar con propuestas ecológicas y de calidad. La comida ambulante es una moda que ya lleva algunos años y que, en algunos países, como Estados Unidos, hasta tienen programa de tele y documentales sobre el fenómeno. Street Food es algo más que comida barata y rápida, es también una manera diferente de consumir nuestra comida, más allá de las terracitas o de los pic-nic al aire libre.

 

España goza de una buena tradición de comidas rápidas (pinchos, raciones, tapas, etc.), pero la comida callejera no es algo que pueda verse por los espacios públicos de ese país, a excepción de algunos puestos de churros y castañas (en invierno y en ferias) y los de helados envasados (en verano). En otros lugares del mundo, lo que hoy se llama Street Food en cualquier rincón, es comida tradicional y también una forma de consumo habitual. No hay más que darse una vuelta por México, Uruguay, India, Borneo o Japón. Así de claro, países tan distantes en sus costumbres gastronómicas comparten mucho en lo que a la forma de comer se refiere.

Un punto que diferencia los eventos de Street Food (que comienzan a organizarse cada vez con más frecuencia), con los puestos de comida ambulante de otros países, es que los primeros están montados exclusivamente para esa ocasión. Muchos de ellos funcionan en foodtrucks (camiones acondicionados para proporcionar alimentos), pero que no acostumbran a desplazarse de barrio en barrio ofreciendo sus productos, ni a ocupar un lugar fijo en algún punto de la ciudad. Estos caminos son cada vez más molones, con toques vintage, acondicionados y decorados de forma acorde a los productos que ofrecen.

La tendencia está cambiando en España, y desde hace pocos años es frecuente encontrar cada fin de semana un evento de Street Food. En muchos casos, detrás de ellos hay asociaciones que están haciendo lo posible para difundir esta forma de comer. Barcelona y Madrid van a la cabeza con estas incoativas, pero poco a poco van llegando a otras ciudades como Málaga, Sevilla, Mallorca, Valencia, y más. Estas asociaciones también están bregando por un cambio en la legislación, que tiene unas ordenanzas rígidas con licencias poco adaptadas a la gastronomía actual.

La oferta de Street Food es variada y va un paso más allá de los platos de comida rápida tradicional,, aunque te encuentres con una hamburguesa o un bocadillo, los foodtruck, buscan trabajar con productos de calidad y cocinados al momentos con ingredientes

Eat Street Barcelona

Eat Street Barcelona

frescos. Comer sobre el asfalto es tradición y tendencia a la vez, y bien vale la experiencia. Este fin de semana hay eventos de Street Food en varias ciudades, así que tienes

Street Food Madrid

Street Food Madrid

la portunidad de disfrutar de una variada oferta gastronómica en Madrid y Barcelona, que promueven  la gastronomía de

calidad de forma sencilla e inmediata.

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..