Barcelona Beer Festival ya está aquí

El festival de cervezas artesanas celebrará su cuarta edición en el Museo Marítimo de Barcelona, los días 13, 14 y 15 de marzo. Esta año habrá 300 cervezas diferentes de elaboración artesanal y natural, y 30 de ellas serán totalmente inéditas para el mercado de España.
Barcelona Beer Festival / Los Foodistas

El Barcelona Beer Festival 2015 ofrecerá un nutrido programa con  unos 65 surtidores de diversas cervezas; catas y degustaciones, Jornadas Profesionales; conferencias y nuevos proyectos vinculados al universo cerveceros. Además repiten el “Meet the Brewer” (MTB), para   conocer  a cerveceros internacionales, que servirán sus propias cervezas y conversarán con el público.  Este año la cerveza se marida con música funk a cargo de Say it loud y sesiones de Dj. Los Foodistas, amantes de la música negra, no pueden estar más que felices.

El festival funciona con su propia moneda, que se adquiere en los puntos de venta del festival. Con la entrada (7€) se entrega un vaso serigrafíado de 0,24L., la guía del festival y dos monedas. Por 1€ se podrá comprar monedas extras, dentro del recinto. El valor de las cervezas varía entre 2 y 4 monedas.  Para cualquier duda dentro de la feria estarán a lxs Beer-Informer, que informarán sobre el funcionamiento del festival, qué es la cerveza artesanal y también podrán hacerte recomendaciones.

Los Foodistas
Los Foodistas

Si quieres seguir degustando en casa, se ha elaborado un pack de edición limitada (500 unidades), a la venta durante el festival. El pack de 4 botellas diferentes, hecho por 4 cervecerías locales representa las materias primas básicas de la cerveza (agua, malta, lúpulo y levadura). También habrá cervezas sin alcohol y sin gluten, para que todxs puedan disfrutar de esta bebida ancestral.

Una de las novedades más interesantes es el Cask Corner, un espacio diferenciado con barriles de real ale, para servirse cerveza fresca con una tradicional bomba de mano. Para no beber con el estómago vacío, se ofrecerán  propuestas gastronómicas de:  Mosquito, Nova Gamma, Gilda, Asturias País de quesos y Chivuo’s.

La cerveza artesanal (de producción limitada y sin pasteurizar) está en alza, pero además en Cataluña los elaboradores de cerveza están de  enhorabuena. En el mes de enero de este año, se modificó la Ley de Artesanía alimentaria y productos de la tierra incluyendo a los bacallaners y al Gremi d’Elaboradors de Cervesa Artesana i Natural Así que a partir de ahora la elaboración de cerveza artesanal queda reconocida como un valor cultural. ¡Ya era hora!

Info

Barcelona Beer Festival

13, 14 y 15 de marzo

Museo Marítimo de Barcelona

Entrada: 7€ y abono vip  50€ (Acceso preferente, Prioridad en la reserva de entradas para las actividades, 20 fichas de desgustación y camiseta edición limitada)

 

La nueva dictadura de los restaurantes

El mundo de la gastronomía no gozaría de tanta fama si no se hablara de este noble arte o  se dejara de inmortalizar imágenes de platos que despiertan la libido. Las redes sociales, los blog y Webs, no hacen más que verificar este hecho y mostrar que la fotografía marida con la gastronomía.

Llevamos ya más de un año escuchando voces discordantes y un cierto malestar con las fotos que sacan los comensales (gourmets, profesionales o no) de sus platos favoritos o de lo que se embuchan a diario. Seamos sinceros, un restaurante que no tiene fotos o comentarios publicados por clientes en páginas de reservas, blog o redes sociales, inspira poca confianza. Pero ¿qué pasa cuando fotógrafos y fotógrafas sobrepasan la raya de la buena educación? A veces los flashes o las ‘maniobras’ fotográficas incordian a clientes y a restauradores . Aquí comienza una parte de la disputa.

Hay restaurantes en los que se prohíbe sacar fotos a la comida, como por ejemplo el estelado  DiverXo o en La Grenouillere de Alexandre Gauthier.  Por otra parte hay restaurantes que hasta tienen en cuenta la iluminación apropiada de sus mesas, para que quienes quieren llevarse un recuerdo en condiciones de su paso por allí. La cosa llega hasta tal punto que se ha inventado una máquina fotográfica  llamada Dinnercam. El juguetito es un mini set que se coloca en los restaurantes, así los comensales pueden también tener una foto a nivel pro y todos contentos: clientes y restauradores. ¡La polémica está servida!

Desde luego que habrá quien saque fotos para lucirse frente a sus conocidos o para posturear en Instagram, pero ¿no es lícito querer tener un recuerdo de una experiencia o momento agradable? La comida se relaciona con la necesidad de alimentarse pero también con la de distenderse y disfrutar. Por otra parte, como clientes pagamos por nuestra comida por lo cual con el producto comprado podemos hacer lo que nos de la gana: comerlo frío, no comerlo, refregarlo por nuestras partes o sacarle una foto. ¿A alguien se le ocurriría prohibirte que saques una foto al último para de zapatillas que te compraste?

Es cierto hay fotógrafos compulsivos, pero ese no es un problema atribuible a todas las personas que sacan fotos de sus comidas. Sólo se trata de tener un poco de sentido común y no importunar a los demás, pero la falta de esta virtud lamentablemente se extiende a todos los ámbitos. Por otro lado, prohibir no es nunca la solución de nada. Lo cierto es que cada vez hay más gente que se vuelca a la fotografía gastronómica como también quienes se inclinan por los fogones, aunque los resultados en ambos bandos son (irremediablemente) diversos. Lo que es intolerable es que a algunos y algunas se les suba el ‘divismo’ a la cabeza y se comporten como dictadores/as. Un buen plato de comida muchas veces se acerca a una obra de arte, pero no nos pasemos con las tonterías, los derechos de autor y otras cosas que no vienen a cuento con las ganas de vivir una linda experiencia y buscar tener un recuerdo para compartir.

 

La rentré del restaurante Basílico de Barcelona

Esta semana se reinauguró el espacio gastronómico Basílico, con nueva carta e imagen. Conocíamos este restaurante desde hace más de 5 años, pero nos acercamos a ver su nueva propuesta y aquí te lo contamos.

El local está ubicado en la avenida del Paralelo, una zona que ha comenzado a convertirse poco a poco en el nuevo polo gastronómico de la ciudad. La cocina está al mando del joven chef ejecutivo Pere Nacarino, con formación en la escuela Hoffmann de hostelería y el jefe de cocina Roger García , ex de Fonda España.

basilico-copa El gastrobar introduce  nueva carta con un concepto divertido: agrupar los platos por temperatura de cocción. Podemos encontrar platos cocinados a baja temperatura partiendo de los 5º, hasta los que requieren mucho calor (más de 200ª). Por supuesto, también hay una sección para los que están a bajo cero o muy pocos grados: los postres.

Probamos unos cuantos platos, todos hechos con productos frescos y de calidad. Ostras del Delta del Ebro, rebozadas en panko con tártara de algas; Steak tartar de Vaca Vieja con crema helada de mostaza; ensaladita de tomate a baja temperatura con romero, cebolla morada y bonito; huevo a baja temperatura con parmentier y salsa de rustido de cerdo; ventresca de atún con guiso de alcaparras, soja y mango. Para los postres, ensalada de frutas con sorbete de mandarinas y babá al ron con crema de vainilla y licor de ron. La bodega de Juvé Camps, pan de calidad con buena costra y miga (aunque presentado en trozos demasiado grandes); y el café correctamente preparado, mezcla de robusta y arábica.

Atún con alcaparras
Atún con alcaparras/ /Los Foodistas
Ensalada de fruta fresca/ Basilico

Todos estos platos destacan el Steak tartar de Vaca Vieja, el huevo a baja temperatura con parmentier y la estupenda ventresca de atún con guiso de alcaparras. El primero de esta lista es un clásico, pero la crema helada de mostaza hace que escale a una categoría superior por la combinación entre lo crudo, lo helado, lo picante y lo graso. El huevo a baja temperatura con parmentier de  sabor redondo con toques crujientes de cerdo (aunque a la espuma de Parmentier le faltaba un poco más de temperatura, para jugar con los contrastes). Últimamente se ha puesto de moda rescatar los huevos mollet y poco cocidos, cosa que nos pone muy felices. Por último la que ya adjetivamos: la ventresca de atún con guiso de alcaparras, soja y mango. El pescado de gran calidad y cocido en su punto justo con un guiso de alcaparrones que no habíamos probado antes. De los postres destacaríamos la ensalada de frutas, que aunque es un postre que entraría en la categoría de sencillo, en este caso han logrado que las frutas estén crujientes, sabrosas y que el sorbete no adormezca las papilas por el frío.

Tienen también un menú de vermuteo que no hemos podido probar pero, como seguro repetiremos, tal vez la próxima comencemos por ahí. Por unos 30€ te puedes dar un homenaje, y por menos de 5€ tomarte un vermut con sus patatas, aceitunas, mejillones y anchoas. También tienen un menú de mercado para los días de semana.

La verdadera comida basura

La comida basura o comida chatarra no sólo es cuestión de mala alimentación y platos hipercalóricos; comida y basura se asocian también al desperdicio anual de alimentos aprovechables.

La cocina de aprovechamiento deja de ser una tendencia para convertirse en una cuestión ética, especialmente cuando nos enfrentamos a las cifras: 3 millones de toneladas de alimentos que cada año van a parar la basura en España. Casi la mitad de la comida que se produce en el mundo (1,3 billones de toneladas) se desperdicia o se pudre antes de llegar a ser consumida, por intereses de mercado, por cuestiones estéticas (comida que no tiene la forma o el color deseado), etc. Estos alimentos podrían cubrir sobradamente las necesidades básicas Comida basuradiarias de una gran parte del planeta que pasa hambre.

Los datos  hacen que cualquiera se lleve las manos a la cabeza, pero han activado unas cuantas iniciativas que se alejan de las lamentaciones y ponen de manifiesto que la gastronomía no es sólo acumulación de estrellas o innovaciones divertidas, asumiendo responsabilidad con los productos, lxs trabajadorxs del sector de la alimentación, la política, la comunidad y la ecología.

El despilfarro alimentico puso en alerta a una serie de cocineros y cocineras que hacen nuevos platos de fusión con los contenedores de basura o los desperdicios de los mercados de alimentación. Este es el caso de The real Junk Food Project, un colectivo británico que rescata alimentos aprovechables para convertirlos en sanos menús diarios, que ofrecen en una cadena de restaurantes en los que cada uno paga lo que puede o quiere. Este proyecto recupera 10.000 kilos diarios de alimentos que se transforman deliciosos platos que alimentan a muchas personas.

Despilfarro Tristan Stuart  es otro de los nombres claves de este movimiento porque impulsó Feed Back , un proyecto activista que organizó un macro evento en 2009, en Trafalgar Square, para dar de comer a 5000 personas con alimentos recuperados. Además de activista Stuart es un investigador comprometido que lo ha llevado a publicar un libro titulado Despilfarro.

Todos estos gestos no son sólo una iniciativa de marginales sino que nos ponen frente a la pregunta de si realmente el mundo tiene un problema alimentario o si es una cuestión de organización y decisiones de una política neoliberal de consumo que hunde a unos en una carrera de derroches y a otros en la miseria.

España entró a la Ruta europea del queso

Con su variedad de quesos, España pasó a integrar la Ruta europea del queso, una red creada en torno a los quesos de Europa para fomentar los vínculos internacionales y regionales, así como para promociona el turismo gastronómico.

España tiene 26 denominaciones de origen protegidas (D.O.P), en la que se incluyen una gran variedad de quesos hechos con leche de vaca, oveja, cabra y mezclas de leches. Muchos de ellos son conocidos más allá de las fronteras del país, como el queso manchego y hay otros tantos que no tienen el sello de D.O.P pero que son igualmente espectaculares. Podríamos decir que cada región de España cuenta con una gran variedad de quesos propios. Buena parte de esa diversidad pueden consultarse en el Catálogo Electrónico de Quesos de España, creado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Torta_del_Casar_Mumumío Las localidades que dan nombre a sus quesos, como la denominación de origen Idiazabal, reunirán a los agentes implicados en esta maravilla gastronómica que es el queso. Ayuntamientos, agencias de desarrollo comarcal, pastores, queserías y cooperativas, se verán implicadas en esta iniciativa.

La inclusión de España en la Ruta Europea del Queso, ha sido impulsada por Idiazabal (Guipúzcoa). Participan de esta iniciativa nueve denominaciones de origen de quesos españoles: Torta del Casar (Casar-Cáceres), Manchego (Manzanares-Ciudad Real), Mahón (Menorca), Peñamellera (Peñamellera-Asturias), Queso Zamorano (Morales del Vino), Queso de Trapo (Ripoll-Girona), Cabrales (Cabrales-Asturias), Queso de L’Alt Urgell y La Cerdanya (La Seu d’Urgell-Lleida).

La tarta de hadas

Un libro para niñas y niños que les cuesta comer, tratado con humor y una dosis de escatología.

 

No todos lxs niñxs tienen el paladar inquieto de los miembros de Master Chef Junior, ni les entran bien las verduras o los sabores intensos. Aunque el cultivo del gusto es algo que se aprende y educa, la realidad es que a lxs más pequeñxs muchas veces les cuesta comer y la mesa se convierte en un campo de batallas. Por eso decidimos dedicar la entrada de hoy  a un libro que aborda las dificultades de la alimentación infantil, con un gran sentido del humor. La tarta de Hadas, publicado por la editorial Kokinos, escrito por Michaël Escoffier e ilustrado por  Kris Di Giacomo, llegó a nuestras manos a través de los amigos de la librería Al.lots.

La tarta de hadas

El libro se inicia con una escenario que a muchos les resultará familiar: un padre haciendo piruetas gastronómicas para persuadir a su hijo de que coma algo, arguyendo que es otra cosa. El padre en este caso es un sapo, y lo que pretende que coma su retoño es una supuesta tarta de hadas, que a ojos del pequeño sólo son babosas… El padre ingenioso improvisa explicaciones variopintas para convencerlo de que se coma la tarta que ha preparado y, además, se ve envuelto en juramentos fantasiosos que deberá cumplir si el sapito no deja ni rastro de comida en el plato.

La tarta de hadas Interior  El padre sapo consigue que su hijo coma la tarta de hadas sin rechistar, por lo que tiene que cumplir la promesa de volar. Como a una mentira le sigue otra, el padre acaba haciendo equilibrios para demostrarle a su hijo que es capaz de volar. El sapo salta por la ventana en su ansia de elevarse, pero en ese precisos instante un hada lo toma del brazo para llevarlo a su casa y convertirlo en el ingrediente clave de la tarta de dragón, que su madre cocinará por la noche.
La narración está sostenida con diálogos divertidos y rápidos. Las ilustraciones son estupendas y refuerzan la situaciones absurdas que se dan en las mesas de lxs niñxs de paladar insurrecto. En la tarta no había ni una sola hada pero las escenas de este cuento están llenas de engaños y mentiras piadosas, en la que más de un adulto torturado por nutrir a lxs niñxs de la casa, se verá reflejado. ¡Que aproveche!

 

 

 

 

El menú de Santa Eulalia

Este fin de semana se celebra la fiesta mayor de invierno en Barcelona, en honor a su copatrona Santa Eulalia.

El programa es extenso y lleno de actividades, pero lo que nos llamó la atención especialmente es una proyección de Vídeo mapping realizada en la fachada del edificio del ayuntamiento de la ciudad. Se trata de una intervención con imágenes y sonidos, basada en un menú clásico de tres platos típicos de la cocina catalana. El primer plato es un apetitoso pan con tomate, de segundo algo que está en temporada: los calçots (de los que hemos hablado hace unos días). Para cerrar la velada: una crema catalana.

crema_catalana_videoMapping Esta es una interesante propuesta artística ligada a la gastronomía local y a los productos de temporada. Una receta virtual en la que los tomates ‘saltan’ de los balcones del edificio para restregarse contra el pan, o caen gotitas de limón para aromatizar el postre. En un momento donde las video-recetas y los canales de cocina de Youtube están auge, este vídeo mapping es más que acertado.

La intervención se llama “Menú Catalán” y fue realizada por Gara Béjar Millet, Silvia Calvo Rodríguez, Lidia Cánovas Cervera, Paz Román Fuchslocher, Virginia Sancho Peña, Pau Tobella Mayans. El vídeo se puede ver en proyección gigante durante todo el fin de semana de las 19:20 a las 22:45hs.

La galera no es un barco ni un sombrero

Depende de en qué lugar del planeta estés, por galera entenderás que es un barco o un sombrero, pero en la zona del Levante Mediterráneo hace referencia a un crustáceo con un sabor increíble.

Galera Hasta ahora la galera no era muy apreciada por las tendencias gastronómicas. Este bicho es incómodo de comer, tiene una costra dura, pinchuda y poca carne, pero su regusto intenso lo hace especial para saborizar caldos. y suquet Por ello en la zona de Valencia lo utilizan desde hace mucho tiempo. No hay que olvidar que son expertos en hacer caldos increíbles para para sus arroces con pescado, plato cuyo éxito depende en buena parte de la perfección de los caldos.

Este animalejo depredador y carnívoro, se mueve por los fondos de barro o piedras del litoral costero del Mediterráneo (especialmente Valencia, Castellón y Tarragona), aunque hay algunas variedades provenientes del Atlántico. Tal vez por ello sea poco conocida fuera de Galicia o los países catalanes. Se suele pescar empleando la técnica de arrastre.

La alta gastronomía comienza a echar mano de este producto subestimado, que no goza del prestigio de otros mariscos. Ahora es fácil encontrar la galera fuera de los caldos, elaborada a la plancha o hasta rebozada.

Galeras Pueblos como Cambrils (en Tarragona, España), llevan años sabiendo sacar el jugo a este producto que nos brinda el mar. Por ello este fin de semana se celebra la 11 edición de la Jornada de la Galera El pistoletazo de salida es el día 6 de febrero, y las actividades se prolongarán hasta el 22 del mismo mes.

La galera es cosa seria y parece que la cosa no se acaba aquí, porque en la Tierras del Ebro también se realizarán unas jornadas dedicadas a la galera. Las II Jornadas Gastronómica de las Tierras del Ebro tendrán lugar del 13 de febrero al 8 de marzo.

En ambos casos habrá diferentes restaurantes que elaborarán menús a II Jornadas Gastronomicas de la Galerabase de galera, concursos, degustaciones, etc. Si todavía no conoces este marisco insumiso, Los Foodistas te recomendamos que lo hagas pero ¡ten cuidado con sus pinches!

Romanescu, el vegetal de geometría fractal

A simple vista el Romanescu o Romanesco no parece comestible, a pesar que podamos intuir que estamos frente a una col. Sus formas cónicas son tan atractivas como desconcertantes. Cada una de sus flores reproducen el mismo patrón a diferentes escalas, por lo que es un perfecto ejemplo de geometría fractal.

Captura de pantalla 2015-02-03 a las 20.52.59 Además de meternos a la boca un trocito de ciencia, cuando cocinamos Romanescu nos comemos una flor o, mejor dicho, una inflorescencia (como el ananá o la alcachofa) que crece en el invierno. La mejor forma de prepararlo es al vapor o papillote, crudo (empleando las flores más tiernas) o salteado Lo más importante es someterlo a cocciones cortas, especialmente porque tiene vitamina C, que es termolábil y se desnaturaliza con el calor.

El Romanescu es rico en fibras solubles y pectina, de modo que si lo usamos para hacer cremas tendremos un excelente resultado: espeso y delicado. También tiene ácido fólico, vitamina A, potasio y fósforo (minerales). Se digiere mejor que otro tipo de coles como su prima la coliflor y aporta muy pocas calorías.

Prepararlo es muy sencillo, sólo hay que quitar las hojas de la base e ir separando las flores (como hacemos con la coliflor o el brócoli), luego se limpia con agua y ya lo tenemos listo para cocinar para la receta elegida. El sabor es sutil y un poco alcalino. Combina bien con pasta, ralladura de limón, aceitunas negras, aceite de oliva, toques picantes (peperoncino), frutos secos como piñones, etc. Se puede consumir en ensaladas, como guarnición, en tempura (aunque se enmascaran sus formas), en platos de verduras y sopas cremas.

La próxima vez que te topes con un fractal, ¡atrévete a probarlo!

Captura de pantalla 2015-02-03 a las 20.55.28

Y el Bocuse de Oro 2015 es para…..

El 27 y 28 de enero se celebró en Lyon la edición 2015 del concurso gastronómico por excelencia: el Bocuse de Oro.

 

Bocuse de Oro 2015 Este año el premio mayor del concurso quedó en manos de Noruega (con 1662 puntos), al mando del chef Orjan Johannessen quien ya había ganado el Bocuse de Oro europeo en el año 2012. Después de Francia, Noruega es el país que obtuvo más medallas en este concurso. El segundo premio fue para Estados Unidos, con Philip Tessier, y el bronce quedó en manos de Suecia con Tommy Myllymaki al mando.

El Bocuse de Oro es un concurso mundial de cocina, organizado por Paul Bocuse, que se realiza cada dos años durante dos intensos días en Lyon. Se reúnen 24 jóvenes cocineros y cocineras del todo el mundo, para realizar dos presentaciones de carne y pescado en 5 horas y 35 minutos. Al evento acude un público entusiasta que suele comportarse como si estuviera en un evento deportivo, haciendo ruido y alentando a su equipo favorito. El jurado está compuesto por ilustres cocineros y cocineras de diferentes países.

Cada equipo tiene 2 cocineros: un cocinero líder y un commis (asistente), que debe tener menos de 22 años de edad al momento de la competición. Desde hace pocos años se ha incorporado la figura del entrenador, que no puede entrar en las cocinas pero sí estar en contacto con los participantes, desde fuera de ellas. A último momento se anuncia la incorporación a los platos de un ingrediente sorpresa. El de este año fue el apio y se dio a conocer el lunes.

El primer Bocuse de Oro se llevó a cabo en 1987, pero desde sus inicios se produjeron cambios en las reglas, al mismo tiempo que el evento se fue ramificando en el Bocuse de Oro de Europa, USA y ampliando el abanico de eventos hacia la organización de la Copa del Mundo de Pastelería y el Mundial de Pan La primera mujer en ganar el Bocuse de Oro fue Léa Linster, quien obtuvo el premio en 1989. Este año España quedó en el puesto 23 (de 24) y el último en la lista ha sido Guatemala.