Coradella, el plato favorito de catalanas y catalanes

Publicado el 03.01.2019


Desde hace tres años se elige el plato favorito de catalanes y catalanas. A finales de 2017, fue entregado en el Fórum Gastronómico de Girona el galardón a la Coradella, un plato tradicional de Molins de Rei emparentado con la cocina de la Toscana.

Molins de Rei

Embutido de Coradella, la versión modernizada de un plato tradicional

A finales de 2018 se celebró la tercera edición del concurso “El plat favorit dels Catalans” impulsado por la revista Cuina. En 2017 el premio lo recibió el Pota Blava de El Prat de Llobregat (Barcelona) y en 2016 la «escudella». Hasta finales de 2019 el cetro lo tendrá la Coradella, cuya victoria vino de la mano Germán Puiggarí (bar Diana). La gran final estuvo disputada con el rossejat del Delta de l’Ebre (el otro finalista).

La Coradella de Molins de Rei (Barcelona), es un plato tradicional de la localidad del Baix Llobregat. Se trata de un guiso de cordero que incluye ingredientes como pulmón, corazón, hígado y sangre, además de caldo, ajo, tomate y cebolla, hierbas y vino blanco o coñac. Este premio marca la tendencia creciente de recuperar la casquería (productos que se habían dejado olvidados).

Molins de Rei es un sitio ubicado en un cruce de caminos y, por ello ha sido el punto de encuentro entre comerciantes (ganaderos, agrícolas y en los últimos años, de la industrial). La Coradella se remonta a los tiempos en que los comerciantes y trabajadores paraban allí para reponer fuerzas con un ‘desayuno de arrieros’ (esmorzar de traginers). La costumbre de esos desayunos fuertes se ha mantenido en la zona hasta la actualidad, así que bares y restaurantes suelen ofrecer desayunos de cuchara como la Coradella, callos (capipota) y otros guisos.

Molins de Rei

Coradella, un plato hecho con casquería de cordero

La receta de este plato también la encontramos en Italia, específicamente en la región de la Toscana, donde se llama Coratella. Esta preparación es muy antigua y refleja la vinculación de la alimentación a las clases sociales, ya que surge de la costumbre de regalar a las familias más pobres (especialmente a los trabajadores de la carnicerías que vendían cordero) los despojos. Con el tiempo comenzó a reconocerse su valor y la Coratella pasó a servirse en las mesas de los restaurantes (osterie), donde se sentaban paladares más ‘nobles’.

En los últimos años, la Coradella se ha revalorizado y actualizado. En 2017 comenzó a comercializarse un embutido que parte de esa receta tradicional, pero en una versión modernizada, elaborada por los establecimientos: Cal Manyet y Gil-Cardús. A finales de enero se celebrará una nueva edición de la Fira de la Candelera de Molins de Rei, donde la Coradella es el plato estrella, así que tendrás la oportunidad de disfrutarla en todo su esplendor, porque los establecimientos de la zona la ponen en sus cartas. Si no quieres esperar para probarla, aquí tienes las receta del Institut Català de la Cuina Catalana

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> >