Premio Ciudad de Barcelona a la Gastronomía

Publicado el 09.02.2016


La ciudad de Barcelona es un lugar cosmopolita y espacio de tránsito para turistas que, desde diferentes puntos del mundo, viajan para pasearse por sus calles. Esto ha hecho que Barcelona perdiera parte de su identidad, detrás de cadenas de restaurantes, paellas congeladas, y sangrías servidas en vasos que parecen bidones decorados con pajitas de colores. La Boquería, uno de los mercados emblemáticos de la ciudad, también se transformó al ritmo del turismo, pero hay lugares que resisten como el bar Pinotxo.

Juanito del bar Pinotxo, en la Boquería / Foto: Pinotxo

Juanito del bar Pinotxo, en la Boquería / Foto: Pinotxo

Joan Bayén (Juanito como lo llaman los amigos), es el propietario del Bar Pinotxo de la Boquería, un ilustre “Ramblista” (en 1999 fue galardonado como Ramblista d’Honor por los Amigos de La Rambla). Su bar lleva abierto más de 75 años sirviendo una verdadera cocina de mercado, en un puesto pequeño con una barra por la que pasan todo tipo de tapas y raciones. El 15 de febrero la ciudad le rendirá su merecido homenaje , al otorgarle el Premio Ciudad de Barcelona a la Gastronomía.

Tortillas, Callos, Cap i Pota, mariscos frescos o garbanzos, son sólo algunos de los platos que Juanito prepara a diario con sencillez y mucha profesionalidad. Con sus más de 80 años, sigue levantando cada día la persiana de su local a las 6 de la mañana y ha visto,  a través de la barra de su bar, cómo se transformó la ciudad. Nombres, hoy emblemáticos, como Ferrana Adriá o los hermanos Roca supieron escuchar los consejos de Juanito en el noble arte de la hospitalidad y el deleite gustativo, antes de entrar al estrellato.

Los Foodistas festejamos este premio a un trabajador de la gastronomía, y por estamos muy contentxs de que se reconozcan los lugares emblemáticos de la ciudad de Barcelona. Enhorabuena Juanito y que sigamos disfrutando de tu sonrisa durante muchos años.

 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..