Chaka Khan, las cocinas del mundo desde el Raval

Publicado el 06.12.2019


Hay muchas maneras de conocer el mundo, pero a través de las cocinas es una de las mejores. Esta es la idea que adoptan en Chaka Khan. Viaja por los sabores de diferentes continentes desde el Raval.

El barrio del Raval es uno de los sitios más cosmopolitas de Barcelona, así que la locación de un restaurante que explora los sabores del mundo, como Chaka Khan, no podría ubicarse en otro lado.

La cocina babélica de Chaka Kahn /Foto Godo Chillida para Los Foodistas©

El espacio con ambientación tropical, lleva el nombre de la Reina del Funk de los años 70, y está dividido en dos plantas con conceptos diferentes. En la plata baja hay una gran barra abierta también hacia el exterior (con terraza), donde preparan cócteles y tapas. Es la opción perfecta para ir a disfrutar con amigxs o en grupo. Suele haber Dj, con música animada para preparar la noche.

Los Foodistas nos hemos dejado la planta de abajo, Chaka, para otro capítulo. Así que nuestra experiencia se centra en la propuesta gastronómica de Khan, subiendo unos pocos escalones.

Comer desde la barra, con vistas a la cocina/Foto: Godo Chillida para Los Foodistas@

Chaka Khan una barra trotamundos

En el piso de arriba, cambia el formato pero mantiene la esencia. Allí encuentras menús degustación, con opciones vegetarianas (para quienes las prefieran). Nosotrxs elegimos la barra, el lugar ideal para comer mientras ves cómo el equipo preparara los platos, en la cocina abierta. También hay otras mesas apartadas de la cocina, pero ¡la barra manda!

Una ostra para abrir boca/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Los menús degustación son como tres planes de viajes por el globo. Hay uno corto (cinco platos y dos postres por 38€); otro largo (seis platos y dos postres por 52€) y la opción vegetariana (seis platos y dos postres, por 31,50€). Cada uno de estos menús están pensados de manera armónica y son un verdadero paseo por África, Asia, las Américas, etc.

El servicio es uno de los puntos a destacar. Cada plato es minuciosamente explicado y, si además te sientas cerca de la cocina, también podrás hablar con lxs cocinerxs. Este combo comida-atención es una experiencia gratificante para el paladar y, además,  aprendes sobre orígenes, curiosidades y otros detalles de la comida. Así que puedes degustar y conocer la cultura gastronómica de otros países con un sólo menú.

Chaka Kahn, cocinas del mundo desde el Raval/ Foto: Godo Chillida©

La carta babélica de Chaka Khan

Cada uno de los menú incluye opciones de diferentes partes del mundo, que siempre pueden adaptar a tus preferencias e intolerancias. El menú que probamos no pareció interesante, equilibrado y nos permitió descubrir platos tan interesantes como el locro de papas como se come en Ecuador: un guiso vegetariano con aguacate y ají.

Los menú se sirven para dos comensales (mínimo) y el nuestro se abrió con una ostra francesa, pero lo más interesante vino luego porque nos lanzamos sin escalas hacia Mozambique con especie de croqueta de lenteja llamada Piaju con Piri-Piri, una salsa que se incorporó en Portugal a través de las colonias africanas.

Cocina babélica desde el Ravla de Barcelona/ Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

La ensalada de garbanzos al estilo marroquí, dátiles y frutos secos fue una preparación de sabores más frecuentes en nuestro haber. La carne: Shaka de bacalao y uno de nuestros sabores favoritos del sudeste de Asia: el Chilli Crab, un cangrejo de caparazón blando que se cocina entero con una salsa picante con lima, muy popular en Singapur.

Para cerrar un postre de té especiado y una sencilla pero magnífica ganache de chocolate de Guatemala, presentada como un rulo gigante. La recomendación es maridar este menú con algún cóctel, ya que su bartender Byron Merchán también es capaz de crear unos mixes intrépidos.

Ganache de chocolate, de Chaka Khan /Foto: Godo Chillida para Los Foodistas©

Los sabores líquidos de la carta de cócteles de autor, se crean en colaboración con la cocina. Un ejemplo de ello es el Sawadee Cup inspirado en Tailandia, que lleva ron y muchos de los ingredientes básicos de su recetario: coco, lima de keffir y guindilla.

Hay que destacar el trabajo del chef Javier Ojeda y su equipo, por cómo bucean en los recetarios de diferentes partes del mundo para seleccionar los platos de la carta, que cambian dos veces al año.

Las ‘paradas’ de los menús actuales incluyen sabores de Vietnam, Laos, Tailandia, Japón, Argentina, México, Singapur, Ecuador, Senegal, Brasil, Perú, Mozambique, Venezuela, Irán, India, Kenya, China, Marruecos, Guatemala, Sri Lanka, Filipinas, Corea y Sudáfrica. Chaka Khan es un homenaje a la cocina, porque con ella nació la globalidad

Chaka Khan: Carrer de l’Hospital, 104, 08001 Barcelona
Horario: Chaka de 17 hasta 2AM; Khan: de 19 a 0h.
Reservas: 934 61 56 69

Más información:  en su Web 

¡Compártelo en las redes!

También te puede interesar..

> >