La Unión Europea hacia la producción de una agricultura ecológica

Publicado el 15.04.2022


Según los nuevos objetivos de la Unión Europea, todos sus países miembros deberán generar un cambio en su forma de producción, para que en 2030 disfrutemos de al menos un 25% de agricultura ecológica.

La ecología y la sostenibilidad no solo son un tema de moda o del marketing de las grandes empresas, es una necesidad imperiosa. Teniendo en cuenta esto, la Unión Europea exige a los países miembros un cambio para ampliar el campo de la agricultura ecológica.

Alimentos ecológicos - Los Foodistas

Hacia la producción de una agricultura ecológica

Productos ecológicos, bio, verdes o biodinámicos

En el mercado nos encontramos con muchas denominaciones para los productos que creemos que son más sostenibles, pero hay que tener cuidado con los ardides de la industria para intentar colar productos que no son ecológicos.

La agricultura biodinámica, es una técnica de cultivo impulsada por un filósofo austríaco llamado Rudolf Steiner nacido a finales del siglo XIX que, a grandes rasgos, afirmaba que la tierra es un organismo vivo.

Quienes se dedican a este tipo de cultivos, se basan en criterios ancestrales de sostenibilidad, introduciendo pocos (o ningún) elemento externo. Para ello usan el calendario lunar (para siembra y recolección), los abonos procesados de una manera específica, etc.

Sin embargo, en Europa, no todos los productos biodinámicos son ecológicos, ya que la Unión Europea reglamenta claramente lo que puede llamarse agricultura ecológica y, además, lo certifica.

Las normas de la agricultura ecológica persiguen un alto nivel de bienestar animal y exigen de los agricultores que respeten los hábitos de conducta específicos de los animales.

Además, se debe hacer un uso responsable de las energías y recursos naturales; mantener la biodiversidad y conservar el equilibrio ecológico regional; mantener la calidad del agua y mejorar la fertilidad de los suelos.

Alimentos orgánicos -Los Foodistas

Distintivo de la UE para productos ecológico

La identificación de productos ecológicos

La UE proporciona una identidad visual a los productos realmente ecológicos de la Unión Europea, con un logotipo específico. Esto hace que puedas identificar todos los productos ecológicos y que lxs agricultores puedan comercializarlos en todos los países de la UE.

Ese logotipo se otorga solo a quienes se hayan certificado a través de las agencias y organismos de control autorizados, después de haber cumplido con las condiciones estrictas de producción, transformación, transporte y almacenamiento.

Los productos autorizados para llevar el logotipo ecológico deben contener, al menos, un 95 % de ingredientes ecológicos y el 5 % restante tiene que cumplir condiciones estrictas.

Por ejemplo, una de esas normas es que el mismo ingrediente no puede estar presente en forma ecológica y en forma no ecológica. El logotipo también puede utilizarse en productos importados, si se ajustan a las normas de la UE y productos ecológicos sin envasar.

Alimentos ecológicos - Los Foodistas

En 2030 el 25% de agricultura de la UE será ecológica

La UE hacia la agricultura ecológica

Uno de los objetivos de la Unión Europea es que en el 2030 un 25% de la superficie agrícola sea de agricultura ecológica. Para alcanzarlo, se han tomado medidas para impulsar la demanda de este tipo de productos y facilitar la transición.

Los datos oficiales se remontan a antes de la pandemia, y hablan de solo 13.8 millones de hectáreas de tierras agrícolas en la UE. Lo que equivale a un 8,5 % de la superficie agrícola total utilizada.

Aunque la cifra va en aumento con respecto a años anteriores, todavía queda un largo recorrido. Los países europeos con más porcentaje de suelo ecológico son Austria, Estonia y Suecia, superando el 20 % de la superficie agrícola total.

Alimentos ecológicos - Los Foodistas

Agricultura ecológica

Comprar productos ecológicos

La producción ecológica es importante para el entorno natural pero, al mismo, tiempo desempeña un papel social doble: respondiendo a la demanda de productos ecológicos de lxs consumidorxs. Por otro lado, proporcionando al público bienes que contribuyen a la protección del medio ambiente y de formas de sociabilidad.

Cada vez es más frecuente encontrar grandes superficies con espacios crecientes en los que se ofertan productos de agricultura ecológica. Incluso, hay supermercado que ofrecen casi todo su surtido de referencias ecológicas.

Una de ellas es la cadena Veritas, que inauguró su primera tienda en Sarrià (Barcelona) y actualmente, su planta logística y de producción de Lliçà d’Amunt (con una superficie total de 10.000 m2) distribuye a los 80 establecimientos de la marca en Cataluña, Madrid, Baleares, País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana y Andorra.

Allí se encuentran más de 4.000 referencias ecológicas, los platos de “Cuina Veritas” con certificación ecológica (de elaboración propia y de reaprovechamiento), productos de panadería y bollería ecológica.

Además, desde 2016, tienen la certificación BCorp que la reconoce como la primera cadena ecológica y agente de cambio. Para cumplir con los rigurosos requisitos sociales y ambientales, modificaron los estatutos legales para que los empleados/as, las comunidades y el planeta sean tan importantes como lxs accionistas.

La importancia de qué y cómo comemos es fundamental para la sostenibilidad en los espacios urbanos, tal como lo retrata Carolyn Steel, autora del libro Ciudades hambrientas.

Muchas ciudades, comienzan a abrir espacios para mercados de productores que cuentan con certificaciones de agricultura ecológica o que ofrecen productos de proximidad.

Entre ellos está el Mercado Slow Food del Parque de las Tres Chimeneas de Barcelona, que tantas veces te hemos recomendado en la Agenda Foodista. Allí cada sábado a la mañana puedes abastecerte de una buena selección de alimentos saludables.

¡Compártelo en las redes!

Deja un comentario

También te puede interesar..

> > > > >