Restaurante Tips, entre el Mediterráneo y la huerta

Publicado el 12.03.2016


Los Foodistas nos acercamos hasta el Masnou (a 20km de Barcelona), para descubrir el restaurante Tips, una nueva propuesta gastronómica en el puerto deportivo, con vistas al mar y un ambiente íntimo. Te invitamos a descubrirlo…

Patatas bravas / Foto: Los Foodistas

Patatas bravas / Foto: Los Foodistas

Sin lugar a dudas, el puerto deportivo del Masnou tiene su encanto, pero a la hora de comer encuentras una oferta gastronómica basada, fundamentalmente, en paellas y platos de pescados fritos. Sin embargo Tips hace una apuesta mayor, ofreciendo una carta de gastronomía creativa que escapa a los tópicos de la comida frente al mar.

El restaurante está en un enclave estratégico del Maresme, por una parte está muy cerca de Alella, una tierra que atesora pequeñas viñas con denominación de origen propia que luchan por su supervivencia contra la expansión del área urbana. Los vinos de Alella tienen una larga historia dentro de la vinicultura catalana, por ello están presentes en la carta de Tips y también en la preparación de los platos. Un poco más al norte se encuentra la huerta del Maresme, con productos de una calidad inmejorable y, de cara al restaurante está el Mediterráneo. Ese entorno salta directamente a los platos de la carta de Tips: verduras y hierbas frescas, mariscos y pescados, cobran protagonismo en sus preparaciones.

Tartar de atún con vermut rojo / Foto: Los Foodistas

Tartar de atún con vermut rojo / Foto: Los Foodistas

Al mando del equipo cocina de está Raúl Parra, un joven chef con más de 10 años de experiencia. Formado en Escuela Hoffman y en Espai Sucre, Raúl también trabajó con Albert Adrià, Quim Marquès y Dídac Alcoriza, entre otros. Su cocina se basa en productos de temporada del entorno inmediato, que trabaja con una técnica bien depurada. Nos sorprendió gratamente ver que su competencia técnica se traduce en experiencia gustativa, demostrando una actitud innovadora que, al mismo tiempo, respeta la tradición.

Cuando entres a Tips, encontrarás un ambiente sobrio, acogedor, con pocas mesas que invitan a una velada relajada e intimista. Hay un pequeño espacio con sillones, al que te puedes acercar a tomar el café (Illy), después de comer, lo que te hace sentir que estás como en casa.

Los Foodistas probamos unos cuantos platos de la carta y podríamos decir que hay un denominador común en todos ellos: trabajo sobre las ideas, sabores sutiles y netos y, algo que nos encantó, un cuidado tratamiento de las hierbas aromáticas que juegan tanto como contrapunto o complemento olfativo-gustativo de cada plato, evitando la simple (y execrable) decoración.

Para ir abriendo boca nos sirvieron un vaso de chupito con un cóctel suave de Vodka, frutos rojos y lima. Ideal para despertar el apetito. Comenzamos la comida con cuatro platos que fueron un recorrido por diferentes puntos del planeta. Primero lo próximo: unas correctas patatas bravas versión Raúl Parra, con Alioli de jengibre, parmesano, salsa de tomate seco, ajo, frutos secos y romero. Más interesante fue el Micuit emulsionado, acompañado de mermelada y pan de croissant, que jugaba de manera armónica con los opuestos: dulce y salado, crujiente y untuoso. La travesía nos llevó luego a Perú y Japón, con dos entrantes de pescado. Uno de ellos fue un ceviche de corvina y maíz, con punto justo de acidez El segundo fue un Tartar de atún (extrañamente cortado como un sashimi), emulsionado con mirin y un gelificado de vermut negro acompañado por frutos rojos, que le aportan puntos de acidez.

 

Micuit emulsionado, con pan de croidsant /Foto: Los Foodistas

 

Pulpo a la brasa/ Foto: Los Foodistas

Pulpo a la brasa/ Foto: Los Foodistas

La cosa siguió in crescendo con el plato de Pulpo a la brasa con crema de ceniza y base de romesco (hecho a base de chocolate y galleta María). La crema color gris de este plato está hecha con berenjenas y tiene toques ahumados, que complementan el pulpo a la brasa. Se acompaña de tirabeques crujientes y brotes de Shiso morado, que casan perfectamente. Este simple toque ayuda hace que se aprecie con claridad hasta qué punto las hierbas son utilizadas con sentido y que se puede hacer fusión gastronómica de forma elegante y sin recaer en obviedades. Por otra parte, el Shiso es una hierba muy empleada en Japón para dar sabor a un plato típico de berenjenas en escabeche, así que la elección está más que justificada. (Un segundo bravo!!!).

Seguimos con vieiras, un producto delicado del que somos muy devotxs y que hemos comido en múltiples versiones. La propuesta de Tips fue inesperada, porque se trataba de un plato de vieiras con trufa, espárragos y parmesano. Si nos dieran la lista de ingredientes, nunca diríamos que serían para un mismo plato, sin embargo aquí casan a la perfección (aunque hubiéramos preferido una trufa más potente, pero es cuestión de gustos…).

Antes del postre (que merece un capítulo aparate), llegó un falso ravioli de pato cuya masa estaba hecha con caldo de pollo gelificado, salseado con una emulsión de patata. Un plato claro, de sabores definidos pero no invasivos, en el que se reflejan la destreza técnica y las ideas trabajadas.

El postre es una prueba de fuego y, en este caso, aprobada con un notable. El final de una comida puede dejar al descubierto la formación de un cocinero, porque es imprescindible la técnica, la precisión (alquímica) y la

Coulan de queso de vabra, miel y tierra de aceitunas/ Foto: Los Foodistas

Coulant de queso de cabra, miel y tierra de aceitunas/ Foto: Los Foodistas

capacidad de innovar en el mundo del dulce. Aquí se nota el paso del chef por el Espai Sucre…. El postre que cerró nuestra comida coqueteaba con los platos que lo precedían. Un coulant de queso de cabra con miel, tierra de olivas y romero servido sobre un trozo de madera, nos dejó con la mandíbula descolgada y con ganas de volver a comerlo. Este postre nuevamente vuelve a la dinámica de los contrarios, pero los vuelve complementarios. Dulce (miel) y salado (queso y olivas), se equilibran en un plato que te remite a aromas de monte. En el final de la comida no deja de lado el obstinato que se repitió en cada paso del menú: sutileza de las preparaciones y un buen manejo de el universo olfativo de cada uno de los platos.

Tips es un restaurante nuevo, pero creemos que habrá que estar atentxs a su evolución, ya que dará mucho que hablar. Quedamos expectantes para ir a conocer la carta de la nueva temporada. Mientras tanto recomendamos acercarse hasta el Maresme, bien vale la pena alejarse un poco del centro de la ciudad, y sumergirse en esta propuesta gastronómica.

 

 

 

Teléfono: 93 540 33 17

Dirección: Puerto deportivo El Masnou, 20 (080320) El Masnou, Barcelona

Si quieres ver todas las fotos de nuestra visita a Tips, lo puedes hacer aquí

¡Compártelo en las redes!
  • Baco y Boca

    Que buena descripción de una magnífica comida. Fue una estupenda velada, tal y como describes, en la intimidad.

También te puede interesar..